Yamil Abreu está en el área de máxima seguridad de la cárcel de Najayo en espera de extradición

0
10

Santo Domingo. Yamil Abreu Navarro, exdirector de la Junta Municipal de Las Lagunas, en la provincia Azua, dirigente del Partido Revolucionario Moderno y pedido en extradición por Estados Unidos, permanece recluido en el pabellón de máxima seguridad de la cárcel de Najayo. 

Abreu está a la espera de ser trasladado a Estados Unidos para enfrentar cargos por narcotráfico.

Una fuente de la cárcel dijo a reporteros de Listín Diario que cuando sea notificado de su traslado, el imputado será llevado a la sede de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) para posteriormente llevarlo al aeropuerto.

La extradición de Abreu Navarro fue firmada el 28 de agosto por Luis Abinader (a 12 días de gobierno), y fue el día 12 de ese mismo mes, cuando aun era presidente Danilo Medina, que el imputado aceptó ser extraditado.

“Se dispone la entrega en extradición a los Estados Unidos de América del ciudadano dominicano Yamil Abreu Navarro, por motivo de cargo que se le imputan en el acta de acusación núm. CR 20 0007, del 9 de enero de 2020 del tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York”, establece la disposición presidencial de Abinader.

Acusaciones en su contra

Las acusaciones que pesan contra Abreu Navarro son asociación delictuosa internacional para distribuir un kilogramo o más de sustancia que contiene heroína, sabiendo que dichas sustancias se importarían ilegalmente a los Estados Unidos.

Distribución internacional de un kilogramo o más de una sustancia que contiene heroína, sabiendo que dicha sustancia se importaría ilegalmente a los Estados Unidos.

Asimismo, pesa contra Abreu Navarro el cargo de posesión con intención de distribuir un kilogramo o más de sustancia que contenga heroína.

La solicitud de extradición contra Abreu Navarro fue realizada por los Estados Unidos el 13 de abril de este año y su apresamiento se produjo el pasado 9 de junio, cuando la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) lo señaló como el cabecilla de una red internacional de narcotráfico con vínculos con el cártel de Sinaloa, México.

De acuerdo a los datos dados por la DNCD, la red internacional tenía incidencia en México y Estados Unidos y se dedicaba al tráfico de heroína y otras sustancias controladas, al lavado de activos, movimiento y transacciones de dinero de manera ilegal, entre otras actividades.