Un Millón de pesos para Margarita María Cedeño Lizardo

0
322

El día 9 de octubre del 2015 las juezas que integraban el Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de Santiago descargaron al comunicador y abogado Marcos Martínez, quien estaba siendo acusado de utilizar documentos falsos en supuesto perjuicio de la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández.

Cuando el caso fue ponderado por las magistradas Deyanira Méndez, jueza presidenta; Francisca Yudelka Clase y Luz Mariel Santos, rechazaron de manera unánime las pruebas acusatorias que presentaron la parte civil y el Ministerio Público contra el abogado y comunicador, por ser ese hecho imposible en su comisión, es decir según esa sentencia por no haber cometido el imputado los hechos que se le atribuían. Como es lógico la obtestación de poder y el abuso del mismo, hacen que las personas se cieguen y se emborrachen del poderío, eso paso en el caso, pues la poderosa vicepresidenta Margarita María Cedeño Lizardo, no solo se molesto porque el tribunal hizo justicia imparcial y apegado a la ley, sino que apelo a la Corte Penal del departamento judicial de Santiago donde conocieron el caso desde el origen de nuevo.

El día 10 de agosto del año 2016, se supo que los jueces de Corte de Apelación Penal del Departamento Judicial de Santiago, Brunilda Castillo, Wilson Moreta y María Santana, ratificaron la sentencia de no culpabilidad, emitida por el tercer tribunal colegiado de Santiago, a favor de Marcos Martínez, pero le condenaron al pago de una indemnización de un millón de pesos, a favor de la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández.

La vicepresidente Margarita Cedeño de Fernández anda por ahí gastando dinero del Pueblo dominicano en una supuesta campaña de valores, entre esos valores ella habla de la honestidad, el perdón y el buen trato entre los demás ciudadanos, pero no se aplica esos valores para sí, pues no solo perdió la capacidad de perdón a sus co-gobernados, sino que de manera misteriosa fue favorecida por ley 10-15 del 10 de febrero del 2015, aprobada en su partido y por sus legisladores, beneficiándose esta a partir del momento de la promulgación, pues los querellantes no tenían que asistir a los juicio de manera obligatoria, dejando ella inmediatamente de asistir al juicio contra Marcos Martínez.

La situación de falta de justicia en América, especialmente en Republica Dominicana en tan grave, que esos jueces de la Corte Penal de Santiago, descargaron de nuevo a Marcos Martínez, es decir confirmaron la sentencia originaria y a la vez dejaron claro que la acusación de Margarita Cedeño de Fernández, en confabulación con el ministerio publico de Santiago, era un abuso de poder y un chantaje judicial en contra del supuesto imputado, pero aun así sin haber cometido los hechos, le retuvieron falta civil y lo condenaron a pagar un millón de pesos a favor de la toda poderosa e inaccesible Margarita Cedeño de Fernández, actual vicepresidenta, quien repetirá en el cargo, quien cobra su lujoso sueldo de los impuestos pagados por las personas que luego ella somete a la justicia penal y de quien la sociedad dominicana debe evitar tomar ese ejemplo.

Ojala se realice un maratón para que se reúna el millón de pesos, para dárselo a la vice presidenta, y además en ese mismo maratón llevar pancartas agradeciéndoles a los jueces de la Corte penal de Santiago, que firmaron la sentencia y que se convirtieron en héroes, merecedores de reconocimiento público, por dejar ver claro el refajo de una justicia asquerosa, cualquiera y por demás prostituida, movida por las ventajas y poderío político del momento, donde a los no culpables también los condenan a pagar cuarto a favor del que más tiene y que por cierto le sobra.

Respuestaprocesal.com.do, entiende que ahora la vicepresidente Margarita Cedeño de Fernández, recurrirá en casación por ante la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, a donde están y le esperan sus compañeros de partido político del PLD, para que allí reviertan la inocencia y sin pruebas condenen a Marcos Martínez.

A los jueces de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santiago que condenaron a Marco Martínez al pago de un al millón de pesos, a la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, promotora de valores que no cumple, a la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, al supuesto Poder Judicial independiente, les recordamos unos de los ideales de Juan Pablo Duarte Diez, fundador y liberador de la Republica Dominicana, cuando la situación era más difícil que ahora, al expresar.

¡ Todo poder Dominicano está y deberá estar siempre limitado por la ley y ésta por la justicia, la cual consiste en dar a cada uno lo que en derecho le pertenezca ¡

¡Abajo los Jueces y funcionarios publico que golpean a los ciudadanos!

¡Abajo los que abusando del poder patrocinan un régimen de denegación de justicia!