Retorno al Imperio de la Ley

0
229

Según las enciclopedias más modernas, el Imperio de la ley es un concepto jurídico-político de definición formal no unívoca, pero que generalmente se entiende en el sentido de la primacía de la ley sobre cualquier otro principio gubernativo, especialmente contra la tiranía y la arbitrariedad del poder político.

En la República Dominicana se perdió el valor del imperio legal, es decir aquí no vale la ley para nada, pues se retuerce y se acomoda como el poder político gobernante quién necesita y requiere sin tomar en cuenta los malos ejemplos que luego sirven de patrón a los ciudadanos normales.

La Junta Central Electoral (JCE) y el Tribunal Superior Electoral es un ejemplo de ello, de las instituciones más desacreditada por irrespeto al imperio de la ley. Y eso pudo notarse en el culminado proceso electoral, pues el presidente de la JCE y los miembros del TSE, siguieron maltratando a la oposición política, todo basado en el autoritarismo y el abuso de poder, solo bastaba oír las expresiones del presidente de la JCE, Dr. Roberto Rosario Márquez. A quien solo le falto darles una pela a los candidatos que exigían el cumplimiento de la ley.

La compra de cedula en el proceso electoral que culminó, fue tan notoria y evidente que el país parecía un mercado de mal gusto, y cuando al presidente de la JCE se le cuestionó sobre el asunto, solo se limitó a contestar; “eso lo hacen todos los partidos políticos”, dejando el delito en una nebulosa muy oscura y se dice que la compra de cedula supero en todas las provincias el 8% de los votos validos, para todos los renglones eleccionarios. Es decir, todos los candidatos habría que restarle un 8% o más y esa sería su verdadera votación.

Qué triste situación vive este país, el concepto de imperio de ley no vale nada, solo el dinero,  la compra de conciencia, el abuso de poder y el retorcimiento de la voluntad popular, fundada en una supuesta legitimidad que le ofrece la función y el cargo que emborracha,  como lo hizo la JCE.

Respuestaprocesal.com.do, entiende que la nación va por mal camino, que para salvarla deben ser destituidos de inmediato los miembros de la JCE, los miembros del TSE, antes de que la situación se convierta en una peste que enferme y que la nación vea la necesidad de tomar el castigo por su propia autoridad y eso si que es peligroso.