La Fracasada Cumbre Judicial Nacional

0
438

El día 7 de octubre del año 2016, en el salón la fiesta del Hotel Jaragua, en el Distrito Nacional, República Dominicana, frente a la casa Nacional del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en la avenida que se denomina independencia, fue celebrada un evento al cual se le denominó ¨Cumbre Judicial Nacional¨, ahí se comió y se bebió mucho jugo y refresco y sólo para eso sirvió esa denominada cumbre, sirvió también para que los jueces y juezas descansaran un poco de su apretada agenda judicial que a veces se torna cansona y tediosa, o sea, para el descanso la cumbre no fue mala, pero para resolver los problemas del Poder Judicial fue pésima, horrible, fatal, pues ahí en ese Poder Judicial, el problema es que existe un cuerpo con una cabeza que va por otro lado, es decir el cuerpo de jueces y juezas es muy esforzado y trata de hacer las cosas bien acorde con la Ley, pero su cabeza, la Presidencia y el Consejo van por otro rumbo, algunos porque son políticos sin destino final que no forman parte natural de la habitad de los jueces de verdad y de carrera y otros porque no conocen en lo más mínimo el concepto de gerencia administrativa.

Ese poder del Estado ahora dependiente del PLD, terminó su cumbre y no resolvió los problemas más graves, que son, el secuestro político por un sólo partido de los del sistema, la inseguridad de los jueces, la mora judicial, la miseria económica de los magistrados por el bajo salario, el atrevimiento de los sectores del poder político dominante de robarle su independencia, la falta de personal, para viabilizar el trabajo de los magistrados, el chantaje a que se ven sometidos los jueces, que si no fallan como dicen los políticos los degradan, maltratan y trasladan y hasta le ponen un gancho para luego someterlo disciplinariamente. Además otros problemas son, la impunidad con los ricos, funcionarios, ex funcionarios, allegados y la arrogancia de algunos jueces nuevos de la escuela de la judicatura, su falta de experiencia y conocimiento para fallar. En fin esos problemas no se resuelven con una cumbre en ninguna parte del mundo, por el contrario realizar una cumbre con el propósito de esconder la falta de capacidad gerencial y esos problema tan graves, representa un crimen de lesa humanidad, parecido muy bien al crimen internacional de exterminio, pues sin justicia ágil, rápida, oportuna e independiente, no hay paz social y la espiral de delincuencia jamás descenderá si es atizada por quienes deben conjurarla y eliminarla.

Respuestaprocesal.com.do, se alegra de que los jueces tuvieran un momento de descanso en su apretada agenda judicial, pero reprocha el gasto desconocido y excesivo de la cumbre del fracaso judicial, ya que ahora las cosas estarán peor que antes, pues se concluyó la cumbre con los mismos gerentes y se creía que aprovecharían ese escenario para anunciar su fracaso y renunciar y no lo hicieron, lo que significa que estos están enfermos mentales y se han llegado a creer sus propios cuentos falsos de que con una cumbre los problemas de mala gerencia se resolverán. Dios salve la República Dominicana y ampare a los jueces y abogados, pues esta crisis apenas inicia, y el primer ay de la cumbre ya pasó, eh aquí, vienen otros ayees peores que este.