Editorial: Fin del Gobierno del tirano Nicolás Maduro

0
125

EDITORIAL

Después de la llegada del presidente Joe Biden a la casa blanca de los Estados Unidos, ha establecido para América Latina y el mundo una política clara de respeto a los derechos humanos y sobre todo de protección, designando como asesor para asuntos de Venezuela a Juan González, director para el hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional.

Recientemente a penas este día miércoles 26 de mayo del 2021, el gobierno de los Estados Unidos ha dado un ultimátum, tanto al gobierno de Nicolás Maduro como a Rusia, bajo la advertencia de que de busque una salida negociada a la crisis política en Venezuela, para evitar los conflictos, pues desde ya anunció la Casa Blanca que mantendrá la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro hasta que haya elecciones libres y justas.

La situación ahora no es un juego, pues según reportes de prensa confiables, están listo los aviones supersónicos, para capturar a Nicolás Maduro en tan solo una hora y trasladarlo al Estado de la Florida, donde según la acusación presentadas por los fiscales y el gran jurado, deberá responder por narcotráfico internacional  y otros tipos penales graves, situación que se le ha puesto a conocimiento al tirano y se le ha dado un plazo sin prórroga para que renuncie y deje libre a Venezuela, o pagará con su sangre propia su terquedad, pues ahora Estados Unidos no quiere ni errores ni retardos, por eso no ha dado a conocer a la luz pública las acciones que están listas, porque serán de sorpresa, como debe ser, ya que Venezuela necesita paz y tranquilidad.  

Otra situación que no ayuda a Nicolás Maduro, es que la Corte Penal Internacional emitirá las ordenes de arrestos en los próximos días, en contra de su persona y de un grupo de sus funcionarios, por la comisión de crímenes de lesa humanidad, lo que conlleva penas entre 60 y 100 años de cárcel, por lo que le están dando seguimiento desde ya, para que no escapen de las manos de la justicia.

Respuestaprocesal.com.do, apoya las ejecutorias del gobierno de Joe Biden y Corte Penal Internacional, a los fines de castigar las acciones de los imputados Nicolás Maduro y su grupo. Pide tan solo esperar, pues es cosa de días para que el mundo vea con sus ojos los apresamientos al granel y sepan que los gobernantes del mundo deben respetar sus ciudadanos, pero sobre todo  los derechos humanos y evitar cometer crímenes contra los demás Estados.