Editorial: Fallas Tecnológicas en las Compañías Telefónicas 

452

En la República Dominicana se están produciendo apagones telefónicos y de Internet que han puesto a la población ¨Al Coger la  Loma¨ como  dicen en el campo, la tranquilidad ha desaparecido en los usuarios de este servicio, que ya casi se ha convertido en un servicio básico, necesario e imprescindible.

La compañías telefónicas y que distribuyen el servicio de Internet no tienen una respuesta satisfactoria y cuando los usuarios se quejan  por el servicio automatizado se cansan de llamar y nadie le responde y si se apersonan a las compañías, son tantas las quejas que las filas llegan de una oficina a otra y cualquier diligencia se traduce en horas y horas de espera y al terminar no hay respuesta a la situación.

Estas semanas usuarios del Internet móvil de algunas compañías denunciaron que durante horas se quedaron sin servicio, luego se informó que se trataba de un cable que según ellos fue averiado, pero nadie indemniza a las víctimas económicas, ya que las mayoría de transacciones y operaciones se realizan por Internet en los bancos, entidades financieras y transacciones personales.

Las redes sociales funcionan en su gran mayoría con Internet y el día de hoy y otros días han estado fuera del alcance de los usuarios y nadie puede explicar la situación, lo que evidencia que a mayor desarrollo menos derechos tienen los usuarios de estos servicios, es decir estamos desamparados a la suerte.

El Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL)  entidad, que por el Estado debe regir el comportamiento de las empresas de telecomunicaciones, nunca presenta una salida entendible, y los usuarios no comprenden las causas  de ese comportamiento, considerado anormal.

Respuestaprocesal.com.do lamenta la situación actual de las empresas de telecomunicaciones, de frente a los usuarios y ve en peligro el desarrollo tecnológico de la República Dominicana. Pide a Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL)  dar una respuesta clara, ágil y satisfactoria, porque la verdad es, que los usuarios están con el ¨grito al cielo¨ por las pérdidas económicas que le han generado los apagones telefónicos y del Internet sin recibir a cambio ningún tipo de indemnización supletoria.