¡7 DE ENERO DEL 2016, DÍA DEL PODER JUDICIAL!

0
1459

El Estado Dominicano, quedó fundado de manera independiente el día 27 de febrero del año 1844, por la gesta patriótica de los padres de la patria,  independientemente de la fundación de la República, con anterioridad existía la aplicación de justicia a través de lo que en ese momento fungía el Sistema de Justicia Dominicano. Han pasado varios períodos, reconocidos en la historia del Poder Judicial, como las etapas antecesoras de lo que modernamente hablando y por facultad de la Constitución, hoy se denomina Poder Judicial.

Se han celebrados a través de los años, las fiestas correspondientes a la celebración del día del Poder Judicial, y desde el año 1996 hasta el año 2011, las fiestas eran celebradas en armonía, no porque no hubieran problemas, sino, porque los mismos no eran tan notorio ni tan evidente como ahora. A la denominada Justicia de Subero Isa, llamada así, por la dirección que mantuvo el Dr. Jorge Subero Isa, desde el año 1996 hasta aproximadamente el año 2011, fecha en la que renunció a ser juez de la Suprema Corte de Justicia, bajo el alegato de que se había producido una contra reforma, que más temprano que tarde, saldría a la luz, para perjuicio de la Justicia y los logros que se habían alcanzado. No existe la menor duda, de que la justicia dominicana fracasó, en todos sus ámbitos, fracasó la Justicia Constitucional, la Justicia Electoral, la Justicia Ordinaria, la Justicia Administrativa y hasta el mínimo Juzgado de Paz fracasó.

El 7 de Enero del año 2016, será celebrado el día del Poder Judicial, y ese día,  los jueces, fiscales, abogados privados, defensores públicos e invitados, más que acudir a una celebración, acudirán al cortejo fúnebre, de lo que en vida se llamó “Poder Judicial Dominicano”. La mayoría de los actores procesales esperan, que el 7 de enero del 2016, el Presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, Dr. Mariano Germán Mejía, diga como primeras palabras, “renuncio en este momento a mi funciones, reconozco que fracasé, y me pongo a disposición de la justicia para que me investigue, en lo relativo a todos los escándalo y la falta de gestión que he tenido”.

Se espera que el Presidente de la República, Danilo Medina Sánchez, que el mismo día 7 de enero del 2016, inmediatamente renuncie el presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, si es que renuncia, convoque al Consejo Nacional de la Magistratura, para reestructurar la Suprema Corte de Justicia, y todos los tribunales dominicanos, denominados “Altas Cortes”, debiendo tomar en cuenta que hay en ellos, muchos jueces serios que deben seguir, pero que otros deben ser expulsados de manera vergonzosa, igual que los del Tribunal Superior Electoral, algunos del Tribunal Constitucional, otros del Tribunal Superior Administrativo, de Tierras, Laboral, y que sean traducidos a la acción de la Justicia, para que inicie el conocimiento de las medidas de coerción en su contra, y sean remitidos de manera inmediata a las cárceles más cercanas, para que allí, paguen por las ofensas asquerosas de pisotear la Justicia con la mala aplicación del derecho.

Repuestaprocesal.com.do, advierte, que una vez iniciada la reestructuración de la Justicia, el Consejo Nacional de la Magistratura, no debe cometer la indelicadeza, de designar a jueces políticos, perteneciente al comité político o Central del PLD, PRM, PRD, PRSC y los demás viles partiditos, sino que debe aprovechar la oportunidad para designar por curriculum y hoja de vida, a los nuevos jueces que la integrarán. Además, el Consejo deberá enviar una iniciativa de Ley, que contemple sanciones penales y cárcel que vaya desde un (01) año hasta cien (100) años, para los jueces y fiscales que vuelvan a equivocarse, pisoteando la Justicia, o que por error de incapacidad, pongan en peligro la eficacia de la misma.