Tribunal a Blas Peralta: trazó su propia suerte con su actitud

0
54

La condena de 30 años de prisión que recibió Blas Peralta, por el asesinato del exrector de la UASD Mateo Aquino Febrillet, fue producto de la propia suerte que labró el imputado. Así lo establecen las juezas del Primer Tribunal Colegiado, en la sentencia íntegra en respuesta al hoy condenado que pedía una pena por los hechos y no por el odio de la fiscal Yeni Berenice Reynoso.

“El tribunal tiene a bien puntualizar que la culpabilidad y consecuente pena es la consecuencia de su proceder y su accionar contrario a la ley”, dicen las magistradas Ingrid Fernández, Claribel Nivar y Leticia Martínez.

“No fue la voluntad del Ministerio Público, sino del propio imputado que trazó su propia suerte, es él que determinó su suerte con su actitud premeditada de asechanza ante una persecución sigilosa” explicaban.

Dijeron además que la pena de asesinato por ser única, se basta por si sola. La sanción a imponer por el tribunal era fortalecida con la actitud que este tomó antes y posterior sometimiento, lo que dejó demostrado que ocultó pruebas e intentó ocultar los verdaderos hechos cuando el mismo día del hecho ofreció declaraciones falsas en televisión.
Establecen las juezas que estas actitudes no solo son elementos que demuestran su falta de arrepentimiento sincero, sino sustraerse de la pena que le toca.
Peralta buscaba ser condenado por homicidio involuntario alegando que fue provocado por Eduard Montás y que su intención nunca fue matar a Febrillet.

¿Qué si hubo asesinato? “Sí, claro que sí ” y sostenían su consideración en el hecho de que este planeó, concertó e instruyó la persecución hasta lograr alcanzar el vehículo donde iban las víctimas. “No es más que un plan perverso para ejecutar lo ya premeditado”, dicen en la sentencia.

¿Premeditación? Si y otra vez si, y las juzgadoras están convencidas de ello, porque esa persecución sigilosa, agresiva e intimidatoria, por varias calles céntricas de la ciudad, que incluye la avenida donde reside el jefe de Estado… “que la trayectoria que siguen los persecutores, según los videos parecen como si estuviéramos viendo una película de acción”.

¿Calor del momento? Imposible entienden las magistradas, porque el hecho no ocurrió en el restaurante, donde Peralta recibe el empujón de Montás.

“Fue fuera y transcurrido ya un tiempo para que cualquier ser humano pensante, de buen proceder, firmes principios, temeroso de Dios y de la leyes reflexionara y recurriera a otro proceder diferente.

Pero no, su sangre fría, espíritu calculador, de pensamientos mal sano lo llevaron a planear lo que hizo y ejecutarlo al disparar a dicho vehículo sin miramiento, sin detenerse a pensar a quien impactarían esos disparos, sin importar que dentro además de Montás estaba el exrector y otras personas, lo que dicen reveló su interés de tirar a matar a quien estuviera”.

Peralta también fue condenado por intento de homicidio contra Eduard Montás, con quien se disputaba la candidatura a diputado por San Cristóbal, Elaine Mañaná, secretaria del exrector, Omar Sosa y Joel Soriano, seguridad y chófer del académico.
Los demás. Sobre los coimputados Franklin Vanegas, Gerardo Félix condenados a 8 años de prisión y el excoronel Rafael Herrera Peña a cinco años con pena suspendida, el tribunal dijo que valoró el arrepentimiento mostrado, su participación mínima en el hecho, la conducta asumida posterior al mismo y la admisión del hecho.