Procurador advierte en batida contra el ruido no dará chance

0
55

El procurador general, Jean Alain Rodríguez advirtió ayer a los dueños de negocios de bares, colmados, colmadones, vehículos y car wash, que no habrá chance, si continúan provocando ruido. Que van a aplicar la ley sin compasión, “porque ya es hora de prudencia”.

Dijo que intensificarán las acciones para hacer cumplir de manera estricta el cumplimiento de lo establecido en la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Ley 287-04 de Prevención, Supresión y Limitación de Ruidos Nocivos y Molestos que Producen Contaminación Sonora.

Ayer el procurador realizó un encuentro de trabajo con autoridades y propietarios de negocios para solucionar ruidos en Santiago, del que apunto que la procuraduría quiere trabajar con ellos en comunidad que sepan que esto está causando un daño a la población.
“Queremos decirlo hoy, antes de que ustedes sientan ese patrullaje. Queremos pedirle la prudencia. Queremos advertirle lo que dice la ley. Queremos trabajar con ustedes en comunidad que sepan que esto está causando un daño. Seguramente lo desconocían pero para eso estamos. Queremos y creemos que en Santiago va a bajar el volumen”, sostuvo.
De igual forma comunicó que los operativos se harán en conjunto con la Policía Nacional, con patrullajes continuos del 911 y donde quiera que identifiquemos negocios violando la ley o vehículos violando la ley vamos a incautar tal cual lo contempla la ley y vamos a imponer sanciones administrativas y en el caso de la reincidencia a cerrar negocios”, manifestó.

Con relación a los decibeles de sonidos, igualmente, recordó que en las zonas que ameritan mayor tranquilidad como hospitales, centros de estudios y de salud, los decibeles deben mantenerse entre 55 y 60 en horario diurno y no pasar de 50 después de las 9:00 de la noche, en tanto que en los residenciales deben de estar por debajo de los 65 en horario diurno y no exceder los 55 decibeles en horas de la noche.

En el encuentro también habló el director general de la Policía, mayor general Nelson Peguero Paredes, quien observó que de acuerdo a informes del 9-1-1 en esta ciudad, la mayoría de las emergencias recibidas son por ruido y consideró que la ciudadanía merece respeto y vivir en tranquilidad.

En el encuentro participaron la gobernadora de Santiago, Aura Toribio; la procuradora regional de Medio Ambiente de esta provincia, Miriam Morel, el alcalde Abel Martínez, y el director del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad (9-1-1) en esta localidad, Alvys de Jesús Pellier.