PGR; ordena traspasar al Estado avión pilotos franceses

0
377

SANTO DOMINGO. El avión Dessault Falcon 50, número de serie 190, matrícula No. F-GXMC, utilizado para transportar 700.49 kilogramos de cocaína clorhidradata, por cuyo cargamento fueron condenados a 20 años los fugitivos pilotos franceses, será traspasado a nombre del Estado dominicano.

El procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, dio instrucciones para que conjuntamente con el Comité Nacional contra el Lavado de Activos se inicie el proceso de traspaso al Estado.

Asimismo, dispuso que con la asesoría del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) se realice una subasta internacional para la venta de la aeronave.

La información la ofreció el director de la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos, Germán Miranda Villalona, quien declaró que en el caso, la sentencia de decomiso adquirió la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.

La sentencia del Primer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, que condena a 20 años a Pascal Jean Fauret, Bruno Armand Víctor Ados, Alain Marc, Raul Marie Castany y Nicolas Christopher Pisapia, ordena el decomiso del avión.

Miranda Villalona dijo que la compañía que actuó como interviniente en el proceso no apeló el fallo. “Ya pasó el plazo de la apelación, tenemos certificación, ya adquirió la autoridad de la cosa juzgada, con un decomiso a favor del Estado”, significó.

Expuso que eso significa que la aeronave no tiene que esperar el proceso de apelación ni el de casación para pasar a manos del Estado.

Los dos pilotos franceses condenados a 20 años de cárcel en República Dominicana por tráfico de cocaína, y que no respetaron la prohibición de salir del país para volver a Francia esperan declarar “rápidamente” ante la justicia francesa.

Una corte de apelaciones de la ciudad francesa de Aix-en-Provence (sur) decidió el jueves mantener en prisión preventiva a Bruno Odos y Pascal Fauret.

La cámara de instrucción del tribunal explicó que existe el riesgo de un nuevo “acuerdo fraudulento” de los presuntos coautores, para huir, y advirtió que son necesarias nuevas audiencias y que algunas personas aún están siendo buscadas.