Opinión: Cuidado con los excesos Policiales o Militares  

0
119

La nación dominicana se ha visto envuelta en una pandemia sin precedentes a consecuencia del Coronavirus, obligando al Poder Ejecutivo de la República Dominicana a dictar un decreto el No 135-20, modificado por el 136-20, por el cual se ordenó el toque de queda entre las 8:00pm y las 6: 00am, entre la noche y el día.

Como todos los juristas del país saben, en época de declaratoria  constitucional de excepción, especialmente de emergencia pandémica una ver proclamada la emergencia cesan las garantías procesales, pero no los derechos humanos que son inalienables del hombre y la mujer y que deben ser respetados por todos los  poderes públicos, sin importar su jerarquía.

La nación dominicana debe por necesidad, obligación y prudencia atacar el llamado que por su bien ha hecho el poder ejecutivo, ordenado por el decreto,  y como tal lo ha hecho casi en su totalidad, pues en un país de más de 11 miñones de habitantes, cuando solo 600 o 700 ciudadanos incumplen, por un lado está muy mal, pero por otros no es una cifra significativa, por lo que, a esos violadores debe hacerles  sentir todo el peso de la ley, pero solo el peso de la ley, no más de ahí, sin exceso, es decir ciertamente ¨Dura Lex sed e Lex¨, pero más duro son los excesos, que luego de la jornada asombran el proceso y enturbian todo, produciendo record imborrables para la historia.

Debe existir una metodología de alejamiento de los apresados por desobediencia  o insubordinación civil, para que no estén juntos en las cárceles y puedan propagar el Coronavirus y si estos se arrepienten de sus violaciones legales momentáneas, entonces que sean enviados a sus casas, sobre todo si sus familia lo exigen y se comprometen a mantenerlo en obediencia, incluso si los mismos apresados se comprometen solemnemente a respetar la cuarentena.

Es claro que la Policía Nacional, los Militares y todo el cuerpos represivos, son órganos de cumplimiento obligatorio de la ley y hasta del orden, pero no se puede olvidar que estos mismos órganos vienen pasando por un proceso, sobre todo la Policía Nacional, con el solo objeto que impedir los exceso policiales  y ahora aunque se intenta resguardar la nación de un mal inminente, no sería la excepción a la prudencia con el uso debido de la fuerza, por lo que, el mensaje debe ser ¨que se cumpla la ley¨ ¡pero  sin exceso abuso o algo parecido!, ya que se trata de una nación entera, no de una sola comunidad y la pregunta sería, ante la necesidad de cumplir la orden del decreto ¿Qué garantiza que todos los policías del país actuarán con el mismo nivel de prudencia?

El llamado del director general de la Policía Mayor General Ing. Ney Aldrin Bautista Almonte, P.N debe ser a cumplir la ley, pero el lenguaje del llamado no debe ser de guerra contra los ciudadanos, pues el Coronavirus, no es responsabilidad de los ciudadanos, sino de un Virus Mortal que azota a todos, y si se intenta reguardad la vida, entonces, el llamado debe ser a proteger la vida de todos, bajo cualquier circunstancia.

Respuestaprocesal.com.do, ve con buenos ojos el interés que ha mostrado la Policía Nacional, especialmente el director general de la Policía, Mayor General Ing. Ney Aldrin Bautista Almonte, P.N, para dar cumplimiento a los decretos 135-20 y 136-20, ahora bien, advierte sobre el lenguaje utilizado, pues aunque en el fondo se sabe que es por el bien común, en la forma del lenguaje se ve como una medicina peor que la enfermedad, por lo que llama al presidente de la República Dominicana a vigilar, a los fines de que se acuerde que los apresados están bajo su responsabilidad directa, ya que son presos por incumplimiento de asunto de salud y no por infracciones graves, por lo que debe instruir a los órganos de seguridad, con especialidad a la Policía Nacional a cuidar el lenguaje y actuar con prudencia y que no haya un solo muerto en toda la jornada de prevención de salud.

¡Pues se trata de proteger la vida no de perderla!