Mariano Germán: República Dominicana tiene mayor tasa muertes por accidentes de tráfico

0
176

Santo Domingo.- La República Dominicana tiene un índice de 29.3 muertes por accidentes de tráfico por cada 100,000 habitantes, siendo el mayor de América Latina y el Caribe, según reflejó el presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y del Consejo del Poder Judicial (CPJ), Mariano Germán Mejía.

El presidente del SCJ consideró que el aumento de accidentes de tráfico en el país es “preocupante” y recomendó políticas de prevención para lograr disminuir la tasa de los mismos, según una nota difundida hoy por el CPJ.

Indicó que se impone una cultura de respeto a las normas y un sistema efectivo de prevención con miras a concienciar a los conductores para que tengan mayor capacidad de discernimiento a la hora de tomar el volante.

El presidente de la SCJ lamentó las muertes, lesiones, daños a los peatones, a las propiedades pública y privada que se derivan de los frecuentes accidentes de tránsito en calles, autopistas y carreteras.

Asimismo, Germán Mejía abogó porque disminuyan las consecuencias negativas del tránsito de vehículos de motor, originando que se respeten las señales, las luces de los semáforos y los espacios que corresponden a cada conductor durante su desplazamiento por la vía pública.

“La falta de respeto a las reglas de tránsito constituye una de las principales causas que originan que se produzcan tantas tragedias en las calles. En este punto, las políticas de prevención y concienciación son factores fundamentales para evitar haya menos hechos que lamentar”, dijo.

Germán Mejía consideró que el vertiginoso crecimiento que registra el parque vehicular de la República Dominicana requiere una actualización de la Ley sobre Tránsito, para reforzar las sanciones que deben recibir las violaciones y establecer agravantes en los casos de imprudencias, negligencias y accidentes con consecuencias graves.

En este punto, declaró que el hecho de que la cantidad de vehículos en la República Dominicana superen los más de tres millones, obliga a que se redoblen las políticas de prevención para evitar que las calles, carreteras y autopistas se conviertan en anárquicas.

“En la vía pública debe imperar el respeto a las señales de tránsito y a las demás regulaciones que se establecen. Debemos disminuir las consecuencias negativas del tránsito de vehículos de motor”, recalcó Mejía.

Una cultura de prevención y de endurecimiento de las sanciones, el Estado y la sociedad pueden disminuir la gran carga económica que acarrean los accidentes de tránsito en el país, que según las cifras estadísticas, aunque no rigurosas, ascienden a miles de millones de pesos anuales.