La Oisoe bajo “fuego”; en medio de fuertes críticas voces piden institución sea eliminada

0
552

SANTO DOMINGO.- La Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) se encuentra bajo “fuego”, siendo objeto de serias críticas y cuestionamientos, llegándose incluso a plantear su desaparición, a raíz de la tragedia originada con el aparente suicidio de un arquitecto contratista, presionado por asunto de corrupción en el pago de sus cubicaciones.

Las opiniones, todas en contra de la OISOE y su operatividad, surgen de todos los litorales, incluyendo el propio Partido de la Liberación Dominicana, uno de cuyos senadores, Euclides Sánchez (PLD-La Vega) favoreció este martes su disolución y que el Ministerio de Obras Publicas sea reestructurado.

Sánchez, presidente de la comisión de obras públicas del Senado, consideró que el Gobierno debe crear las infraestructuras para que “Obras Públicas opere”.

Llanteó que se debe retomar que Obras Públicas sea la única institución encargada de la construcción y mantenimiento de todas las infraestructuras físicas del Gobierno central.

“Lo que el Gobierno tiene que hacer es darle a Obras Públicas el poder para que esta institución puede tener las direcciones general de carreteras, de edificaciones, de caminos vecinales, los distritos, las ayudantías de carreteras, de edificaciones, los laboratorios de mecánicas de suelo”, agregó.

Finjus pide el cierre de OISOE

El vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS), Servio Tulio Castaños Guzmán, la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado debe ser cerrada, porque entre otras fallas que suceden en su accionar, la función principal de ésta es supervisar las obras del Estado, y sin embargo, se dedica a construir.

Manifestó que la OISOE es una institución que debe supervisor las obras construidas por  el Estado, pero se ha convertido en la principal constructora del país, lo que significa que está compitiendo con el Ministerio de Obras Públicas.

No obstante, señaló que desde hace mucho se ve que esa institución ha sido una verdadera tragedia para la sociedad dominicana.

Castaños Guzmán consideró que la población dominicana debe  unirse y pedir que cierren de la OISOE, ya que “ésta ha venido degradando la calidad de la democracia en los últimos años en la República Dominicana.

Director OISOE: no “comulgo” con lo incorrecto

El director general de la OISOE, Francisco Pagán, afirmó este martes que desde que llegó a la institución, se hizo rodear de un equipo de hombres y mujeres de probada capacidad y honorabilidad, con los que garantiza la transparencia y el correcto ejercicio de las funciones de la entidad.

Expresó que él es una persona que no comulga con lo incorrecto ni apoya prácticas que reflejen acciones dudosas.

“En ese sentido les aseguro que caiga quien caiga, no será encubierto, si ha cometido algún acto que riña con la ética, las leyes y las buenas costumbre, será tramitado por ante los organismos correspondientes, a fin de que rinda cuentas”, sostuvo.

Pagán indicó que todo el que tenga una denuncia responsable, sobre alguna irregularidad, la tramite a su despacho y él mismo le dará curso ante los estamentos correspondientes.

Sugieren plan de pago deudas contratistas

De su lado, el presidente de la Asociación Dominicana de Contratistas de Obras Estatales, Miguel Liberato pidió al Gobierno elaborar un plan general de pago de deudas a los constructores cuyos proyectos han sido inaugurados y no limitarse solamente al programa de edificaciones escolares.

Liberato sugirió que el Congreso Nacional se aboque de manera urgente a una modificación de la ley 340-06, para que se prohíba a los gobiernos inaugurar obras sin haber pagado las cubicaciones.

Sostuvo que los grandes males que se han denunciado tienen su origen en la falta de aplicación de justicia a los funcionarios corruptos y al miedo de los contratistas que se abstienen de denunciar las extorsiones y abuso de poder.

Agregó que “además de los constructores de obras escolares, hay centenares de contratistas que tienen deudas por cobrar y cuyas obras fueron entregadas a la explotación sin que el gobierno haya pagado los trabajos ejecutados”.