La corrupción y el temor afectan soberanía del Poder Judicial

0
129

SANTO DOMINGO. El sistema de justicia dominicano atraviesa por difíciles momentos que han puesto en entre dicho la imparcialidad de los jueces, quienes en ocasiones, a decir de expertos, adoptan decisiones muchas veces movidos por temor o atrapados por la corrupción.

La situación, manifiestan, ha sacado a relucir que no solo el componente político se constituye en uno de los principales obstáculos y amenazas para lograr la independencia del Poder Judicial (PJ).

El tema fue debatido ayer en un foro celebrado por la Coalición Acción por la Justicia y la Seguridad, donde la jueza de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Miriam Germán Brito, sostuvo que no se puede aspirar a una justicia sana, cuando la imparte un individuo asustado desde un rincón.

“Si un juez no tiene claro cuál es su papel va a decidir por miedo a lo que digan y eso tampoco es justicia”, recalcó.

Reconoció que son tiempos difíciles para quienes aspiren a conservar sus propios criterios, pero que los jueces tienen una deuda con la sociedad a pagarse con la independencia y la imparcialidad.

Dijo que quiere una sociedad que respete al juez, pero “nosotros debemos respetar al conglomerado social con la independencia y la imparcialidad”.

En su exposición, el ex miembro de la SCJ, Julio Aníbal Suárez, consideró que a los magistrados debe dársele seguridad de que no se actuará en su contra por su forma de proceder en un caso.

En ese sentido, criticó los traslados de los jueces, a modo de sanción, por entender que a través de ellos se ejerce presión y se atenta contra su independencia.

“No se concibe un traslado si no se comete una falta”, apuntó.

Además cuestionó la suspensión de los magistrados envueltos en procesos disciplinarios, dado a que con ello se pone en tela de juicio su presunción de inocencia.

De su lado, el abogado constitucionalista Cristóbal Rodríguez, planteó que debe rescatarse la independencia del Poder Judicial del crimen, y citó el caso de la supuesta mafia de jueces dedicada a la venta de sentencia.

“Sí estamos en una situación de crisis del sistema de administración de justicia. Sí hay una situación compleja que no puede ser resuelta desde el Poder Judicial solamente, y que interpela a todo el aparato de poder en la sociedad dominicana”, enfatizó.

En ese tenor, abogó por mayores mecanismos de vigilancia de los miembros del Poder Judicial. “Los jueces deben ser vigilados, debe haber mecanismos efectivos de controles”, refirió.

La jurista Fabiola Medina identificó el crimen organizado y la injerencia de la política como las principales amenazas que enfrenta el Poder Judicial.

También señaló que “no podemos perder de vista el papel importante que juega en la corrupción y la falta de independencia del Poder Judicial, los abogados que resuelven a espaldas de méritos”.

Asimismo, destacó que el caso de los jueces procesados por corrupción evidencia los débiles sistemas de controles internos y el inadecuado manejo a las denuncias.

No obstante, aseveró que existen muchos jueces honestos, quienes denuncian irregularidades de compañeros.