IMAGEN DE LAS ALTAS CORTES DOMINICANA

0
559
Jueces presidentes de las altas cortes

La justicia dominicana, en todos los ámbitos, constitucional, ordinaria y electoral, atraviesa uno de los retos más peligrosos que país algunos tenga,  en lo referente a  su  aplicación  y credibilidad,  pues se han producido fallos,  que pusieron en tela de juicio su credibilidad y reflejaron la sumisión total al poder político de turno.

Un caso reciente,  fue el fallo urgente y en tan solo tres días, realizado por el Tribunal Constitucional TC, relativo a  la suspensión sometida por los vinchos, contra el proyecto que convocaba la asamblea revisora, y que fue el que más rápido se ha fallado en ese tribunal desde su fundación  y a favor del poder político,  como es el denominador común de todos los fallos emitidos por las altas cortes, otros caso ha sido la debilidad mostrada por  el poder judicial y la suprema corte de justicia,  al juzgar  los expedientes de los funcionarios del PLD, todos declarados archivados, con No Ha Lugar, o inadmisibles, y así por el estilo, y ni hablar de los fallos del tribunal superior electoral a quien se le atribuye haber dado muerte al PRD, en favor del PLD, y por mandato de los poderes políticos salientes y en vigencia,  según los rumores de los intelectuales  y población casi en sentido general, los fallos sin derecho a favor de Miguel Vargas Maldonado y su grupo,  y ahora lo acontecido con los expulsados del PRSC, restablecidos en bola de humo, rápido y furiosos, en tan solo veinticuatro horas, mientras que la acciones de Guido Gómez Mazara,  durmieron el sueño eterno y después,  como había de esperarse,   fueron  rechazadas y declaradas  inadmisibles.

A veces los de afuera,   las personas, comunes  murmuran diciendo, ¡Esto No Aguanta Más! es una burla horrenda y asquerosa, que obliga al Estado Dominicano a revisarse, porque,  o estamos todos ciegos, sordos y mudos, o se terminaron los hombres y mujeres de bien, que con sus ideas enfrenten esos desaciertos de los débiles y frágiles jueces políticos, que a su familias le llevan como herencia una imagen dañada  de la función que ejercieron, por la cual cobran y adquieren honra pasajeras, pero prefieren su protección personal y económica,  antes que reeditar en sus vidas los ideales de los padres de la patria,  que lucharon por la no injerencia y subordinación al poder indigno y malévolo.

Respuestaprocesal.com.do, sabe y entiende,  que la imagen de los tribunales, llamados altas cortes, pasa por la triste situación de pobreza visualizada ante los pobladores,  y son estos los causantes del auge de la delincuencia, pues si solo hay justicia para para los pobres que no ostentan  poder político, el mensaje es claro para todos ¡Sálvese Quien Pueda y Síganme Solamente los Buenos y Ricos!