Histórico triunfo opositor abre era de incertidumbres en Venezuela

0
138

CARACAS. Venezuela entró en una nueva era. La oposición logró un histórico triunfo parlamentario que puso fin a 16 años de hegemonía chavista, pero aún debe definirse el poder que tendrá para impulsar los cambios prometidos en este país petrolero, asfixiado por la crisis.

En unas cruciales elecciones legislativas disputadas el domingo, la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD, centroderecha) aseguró 99 diputados contra 46 del oficialismo socialista, de una Asamblea Nacional de 167 escaños, que se instalará el 5 de enero.

Pero la magnitud de la victoria y el impacto en el rumbo del país todavía está por verse. El Consejo Nacional Electoral aún no anunció el resultado para las 22 curules restantes, por lo que la oposición podría alcanzar mayoría calificada de tres quintas partes (101 escaños) o incluso la de dos terceras partes (112), con amplísimo poder.

En rueda de prensa, la oposición aseguró haber obtenido 112 curules, una situación inédita en un parlamento dominado por el oficialismo de izquierda desde que en 1999 llegó al poder Hugo Chávez, fallecido en 2013.

“Es un camino lleno de posibilidades de concertación, pero también de resistencias. El riesgo de generar más ingobernabilidad es muy grande tanto para el gobierno como para la oposición. Es mucho lo que está en juego”, declaró a AFP la politóloga Elsa Cardozo, de la Universidad Simón Bolívar (USB).

“Negociación o guerra”

Apenas anunciado en la madrugada del lunes el resultado oficial, el presidente Nicolás Maduro aceptó la derrota que dijo recibir como una “bofetada”: “Se abre una nueva etapa de nuestra revolución bolivariana”, auguró.

Con tono moderado, Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD, anunció el “comienzo del cambio en Venezuela”, pero reconoció que la oposición tiene una “responsabilidad inmensa” para “hacerle frente a la crisis”.

“Uno espera que se pueda abrir un canal para que la transición en la Asamblea sea más o menos normal, o será una transición salvaje”, dijo a AFP Colette Capriles, analista de la USB.

Luis Vicente León, presidente de la firma Datanálisis, coincidió en que “tal como quedan las fuerzas políticas en el país, solo hay dos escenarios: negociación o guerra”. “Ojalá negociación”, subrayó.

Con mayoría simple, la oposición podrá buscar una amnistía para unos 75 “presos políticos” y designar las autoridades de la Asamblea.

Pero con mayor poder podría incluso convocar una Asamblea Constituyente, remover a los miembros del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y hasta buscar sacar anticipadamente a Maduro del poder.

“La mayoría calificada no es para perseguir”, aseguró el líder del ala moderada de la oposición, el excandidato presidencial Henrique Capriles, al descatar una cacería de brujas.