Fenómeno El Niño puede afectar la campaña electoral peruana

0
324

LIMA Perú. El Gobierno de Perú se prepara contra reloj para afrontar el fenómeno climático El Niño con características tan fuertes como el de 1997-1998, que dejó pérdidas por 1.200 millones de dólares y que se prevé que afecte al país en plena campaña para elegir al sucesor de Ollanta Humala.

De momento, el Gobierno de Humala, que concluirá el 28 de julio de 2016, ha anunciado el retiro del país de la ruta del rally Dakkar, que debía empezar en enero próximo en las dunas del sur de Perú, con el objeto de dirigir todos los recursos posibles a las obras de prevención.

A inicios de 2016, cuando se espera que el fenómeno alcance su mayor intensidad, el país estará marcado por la campaña electoral para elegir al sucesor de Humala.

Los ministerios llevan a cabo una serie de acciones para minimizar los efectos del fenómeno con un presupuesto de 1.000 millones de dólares, pero el ministro de Vivienda y Construcción, Milton Von Hesse, ha admitido que es imposible poder limpiar los cauces de todos los ríos por la cantidad de basura acumulada en ellos.

Al menos 14 regiones del país, de un total de 25, han sido declaradas en estado de emergencia para atender con prontitud las obras de prevención y el Gobierno, que tiene uno de los más bajos niveles de aprobación con 17 %, puede contar con el alivio de tener unas reservas internacionales mayores a los 61.000 millones de dólares para afrontar una posible devastación.

Pero en opinión del exdirector del Instituto del Mar del Perú (Imarpe) Luis Giampietri, las obras de prevención debieron comenzar el año pasado debido a la extensión del territorio que debe ser preparada y la fuerte magnitud que tendrá el fenómeno.