Especialistas analizan la mente del atacante de Orlando

0
128

REDACCIÓN. El atacante que ocasionó la muerte de 49 personas la madrugada del domingo en una discoteca gay de Orlando, Estados Unidos, libraba “una yihad interna”, según especialistas de la conducta entrevistados por el periódico estadounidense New York Post.

Algunos consideran que Omar Mateen tenía una homosexualidad reprimida. “Él está matando su lado homosexual en una situación yihadista. Cree que irá al cielo como un héroe”, dijo al medio el doctor Michael Stone, profesor de Siquiatría en la Universidad de Columbia.

Conforme la publicación, el especialista entiende que Mateen estaba tentado a probar que era 100% heterosexual asesinando gais, tenía un conflicto sobre su sexualidad y luchaba con el deseo de moverse en un mundo homosexual.

El joven atacante provenía de una familia de origen afgano. En algunos lugares del mundo musulmán, incluido Afganistán, Pakistán e Iraq, la homosexualidad es un delito castigado con la muerte, basado con una interpretación radical de la ley Islámica.

El doctor Sam Juni, un profesor de Sicología Aplicada en la Universidad de Nueva York, dijo al New York Post que el tirador pudo haber sentido presión por la postura anti-gay de su padre.

“La hipótesis sería que la persona tuvo alguna tentación hacia la homosexualidad, que parte de él realmente condena, así que pudo reaccionar con odio extremo”, dijo.

El siquiatra forense Park Dietz, quien ha sido consultado en los casos de los asesinos en serie Joel Rifkin y Jeffrey Dahmer, entiende que una maraña de motivos contradictorios estaban detrás del hecho, indica el periódico.

“Los homicidios masivos tienen múltiples motivos. En esta instancia, ya tenemos evidencia de que incluían sus creencias radicales yihadistas, sus conflictos sobre su sexualidad y religión y su rechazo por parte de los hombres en el club”, dijo Dietz.