En un país sin Justicia es peligroso convivir y trabajar

0
26

En las sociedades extendidas, con millones de individuos de intereses diferentes, hasta encontrados, anidan innumerables conflictos. Por eso necesitan acordar reglas para dirimirlos de forma previsible. Esa es la misión de los gobiernos en general y del Poder Judicial en especial. En la Argentina los conflictos y enfrentamientos sin resolver estorban para producir y mantienen la pobreza.

La marca distintiva de las naciones avanzadas, las de mayores ingresos, es la superación de conflictos encontrando beneficios para las personas. ¿Cómo lo hacen? Acordando intercambios, transacciones de derechos, libres de trabas artificiales. Ese modo de resolución de conflictos promueve el progreso y avance de la gente.

La proporción de transacciones, comercios (acuerdos/enfrentamientos) define la prosperidad de las sociedades. Los países más pobres son los abrumados por conflictos sin resolver y obtienen ingresos menores.

Los países más pobres son los abrumados por conflictos sin resolver y obtienen ingresos menores

La pobreza está aumentando en la Argentina porque se acumulan conflictos que no se saben resolver. Los gobernantes entorpecen los negocios, los contratos, el comercio y las actividades productivas.

El análisis de los países por nivel de ingreso medio de los habitantes describe el éxito o frustración de la población mundial, consiguiendo recursos a través de los entramados institucionales de los países, superando enfrentamientos y logrando superar el valor promedio. Las diferencias son muy amplias, varían entre USD 250 por año por habitante, en Sudán del Sur, hasta USD 87.000 en Suiza, según datos del FMI al inicio de 2020, anteriores a la pandemia. Ahora han disminuido un 5% en promedio. La Argentina está debajo del promedio mundial.

Las sociedades avanzan en tanto acuerdan modos de superar conflictos en beneficio de su gente. Los que no lo consiguen se rezagan. Los enfrentamientos impiden contratar actividades productivas. La cuarentena, decisiones y reglas menos competentes aplicadas para enfrentar la pandemia de covid-19 lo confirman, la Argentina está entre los países cuyos ingresos cayeron más en ese período.

Contrariamente al saber popular, no son los descubrimientos tecnológicos, ni las inversiones, las causantes del progreso. La llave del progreso son las instituciones para superar enfrentamientos, divergencias, obstáculos, en beneficio de la población. Y los descubrimientos e inversiones son la consecuencia de las oportunidades abiertas al superar desencuentros. ¿Cuál sería el incentivo a invertir en sociedades plagadas de enfrentamientos que traban las capacidades productivas?

Aprender del fútbol

El fútbol y los deportes competitivos ilustran. Los jugadores actúan según reglas conocidas. Los árbitros deciden al instante pues las reglas están aceptadas, no se discuten, no están controvertidas. Son claras, precisas, las mínimas necesarias y suficientes.

Si los árbitros actuasen como muchos jueces en la Argentina, los partidos quedarían congelados, interrumpidos, ante la primera infracción o reclamo, no podrían continuar. Sin acuerdos precisos, ningún juego, actividad conjunta, prospera. Afortunadamente, los dirigentes del fútbol y deportes competitivos entendieron.