En la urbanización Miramar quieren más patrullaje de la Policía

0
317

SANTO DOMINGO. Moradores de la urbanización Miramar en el Distrito Nacional, exigieron al jefe de la Policía, mayor general Nelson Peguero Paredes, restablecer las patrullas que vigilaban en el sector y que fueron retiradas por orden supuestamente del director de la Policía en el Distrito Nacional, general Francisco Romer López.

Sergio Paredes, Mercedes González, Raymundo Soto y Marino del Rosario denunciaron que tan pronto las patrullas fueron retiradas, los robos y atracos están a la orden del día y “queremos que se ordene un patrullaje para que cesen los delitos”.

La señora González explico a Diario Libre que su hija Noemí Ramírez González ha sido atracada en dos ocasiones, “la primera le quitaron una cadena, un anillo y siete mil pesos que eran para pagar la universidad”.

Subrayó que en la segunda ocasión le arrebataron el celular, y agregó que siente temor de que le pase lo peor a su hija. En tanto, a Sergio Paredes lo despojaron de la suma de RD$50 mil que retiró del banco para hacer un negocio de un carro. “Yo venía caminando y de la esquina salieron dos tipos en un motor, me encañonaron y me obligaron a darle el dinero”, dijo.

A una hija del periodista Vianco Martínez la atracaron en su propia casa, y le quitaron varias de sus pertenencias. “Por allá no hay patrullas, antes pasaban constantemente, pero de un tiempo para acá fueron retiradas de manera inexplicable y queremos que el jefe de la Policía nos la reponga para nosotros poder vivir en tranquilidad”, aseveró el destacado comunicador.

En tanto, el señor Raymundo Soto denunció que fue golpeado por dos jóvenes que transitaban en un motor y que le quitaron doscientos pesos, un celular, y los zapatos.

Asimismo, Marino Rosario dijo que tres hombres y una mujer llegaron su casa haciéndose pasar por empleados de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo, supuestamente a cortar el agua “y cuando le abrí, me empujaron, me amarraron y me llevaron la televisión, un equipo de música y todo lo que tenía en la nevera”.