El MIDE se convirtió en “guardián” permanente de la zona fronteriza

0
212

SANTO DOMINGO. El Ministerio de Defensa jugó un rol importante en el cuidado de la soberanía nacional, al vigilar como sabueso la frontera, la zona donde más conflictos ocurrieron este año tras la puesta en marcha del Plan de Regularización de Extranjeros.

El ministro de Defensa, el teniente general Máximo Williams Muñoz Delgado, no escatimó esfuerzos, ni recursos, para mantener la zona fronteriza controlada. Dispuso que fuera celosamente vigilada utilizando tecnología de punta, modernos drones se encargaron de fotografiar y filmar en tiempo real el momento en que grupos de haitianos intentaban violar la seguridad fronteriza en su afán de cruzar a territorio dominicano, cuyo fin era establecerse de manera ilegal de este lado.

Desde diciembre del 2014, se formó la fuerza llamada “Operación Escudo”, que entró en vigencia en enero, y cuyo accionar se basa en reforzar la zona en procura de evitar la entrada de ilegales haitianos, y hasta la fecha ya suman más de 150 mil los que han sido devueltos por los miembros de la referida fuerza.

Diariamente son detenidos entre 300 y 400 haitianos a través de la aplicación del “Operación Escudo”, que ejecutan los miembros del Ejército para impedir el tráfico de personas desde Haití hacia nuestro territorio. A esto se suma, que el Comandante General del Ejército de la República Dominicana (ERD), mayor general José Eugenio Matos de la Cruz, dispuso la instalación de nuevas cámaras de seguridad en los puntos más neurálgicos de la zona de la frontera, paneles solares para mantener la energía y por ende la comunicación, que permite que todo el panorama fronterizo y el accionar de los militares que están a cargo de esas operaciones de vigilancia, sean controlados desde la sede del G2, (Dirección de Inteligencia), cuya oficina central está en el kilómetro 25 de la autopista Duarte, en Pedro Brand, y así evitar también el contrabando y la extorsión por parte del personal militar.

Atendiendo instrucciones del presidente Danilo Medina, el ministro de Defensa, Muñoz Delgado y el Comandante del Ejército, han dispuesto de grandes recursos para mejorar la vida del soldado que se encarga de cuidar la zona fronteriza.

Se ha dispuesto que el militar acantonado allí, sea nativo de la zona, se han construido casas, huertos, y se ha facilitado la crianza de chivos, ovejos, así como se han abierto escuelas para que los hijos estudien, y un aumento sustancial de salario y también el pago de dietas, entre otros beneficios.

Dentro de los planes sociales que lleva a cabo el Ejército, su comandante general, Matos de la Cruz, dispuso la construcción de 27 casas para beneficiar a igual número de soldados en diferentes zonas del país.

El Ministerio de Defensa ha mantenido un patrullaje efectivo en las calles de todo el país, en procura de mantener la paz y la tranquilidad ciudadana, formando patrullas mixtas con la Policía Nacional, logrando una reducción considerable en la delincuencia y el crimen organizado.

Más de 50 mil armas de fuego han sido sacadas de las calles, que la mayoría estaban en manos de delincuentes. A estas acciones se sumaron la incautación de drogas en sus diferentes vertientes, el decomiso de ajo de contrabando, incautación de cientos de miles de pies de madera cortada y aserrada de manera ilegal de los llamados bosques secos del Sur profundo, piedras de las playas de Barahona y Pedernales.

Asimismo, la Armada de la República Dominicana (ARD), decomisó 173 embarcaciones, apresó a 1,512 viajeros ilegales, de los cuales 944 dominicanos, 401 haitianos, un estadounidense, un francés, 103 cubanos y seis brasileños que intentaban llegar a Puerto Rico.