Ejecutivos de banco falsificaban estados financieros

0
177

SANTO DOMINGO. Las “gravísimas” irregularidades que existían en el Banco de Desarrollo y Crédito Providencial, así como las falsedades de los ejecutivos de la misma a la Superintendencia de Bancos conllevaron al sometimiento a la justicia de tres de sus accionistas.

A Iván Aquiles Hernández Oleaga, presidente del consejo de directores del banco; y a Aquiles Hernández Bona, el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, les impuso la colocación de brazaletes electrónicos, el pago de una fianza de RD$5 millones y RD$1 millón, respectivamente, e impedimento de salida.

En tanto que a la accionista Ivette Patricia Hernández Bona le dictó tres meses de prisión preventiva en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo-mujeres. La fiscal Yeni Berenice Reynoso los acusa de asociación de malhechores, lavado de activos, falsedad de documentos, estafa, abuso de confianza y violación a la ley monetaria, por lo que el juez declaró el caso complejo.

Los ejecutivos declararon a la Superintendencia que en el Banco tenían RD$370.63 millones como fondos disponibles, cuando en realidad sólo disponían de RD$46.16 millones. Reportaron activos ascendentes a los RD$986,925,883 cuando en realidad tenían RD$229,936.136.

La fiscal explica que a raíz de la querella de la Superintendencia se pudo determinar que los imputados hacían intermediación financiera a través de la inmobiliaria Propiherbon, utilizando al Banco Providencial como fachada.

Señala que los imputados, además de captar remesas en el exterior, pagar su equivalente en pesos dominicanos y dejar las remesas en el exterior, falseaban los estados financieros y daban informaciones falsas para justificar el encaje legal.