Editorial: Urgente Intervención de las Telefónicas

134

 La Compañía Dominicana de Teléfonos (CODETEL) comenzó a ofrecer servicio de telefonía en la República Dominicana en el año 1930 como una filial de la firma estadounidense General Telephone and Electronics, y mantuvo un monopolio de facto hasta mediados de 1990. Después de que el gobierno dominicano promulgara la Ley 153 de 1998.

El día 2 de febrero de 2004 en el Teatro Nacional de Santo Domingo en una ceremonia para dar la bienvenida en el país a la marca Verizon Anteriormente conocida como CODETEL, El 3 de abril de 2006 Verizon acordó vender sus acciones en Verizon Dominicana. El 31 de enero de 2007 los nuevos propietarios de la empresa América Móvil anunciaron su decisión de renombrar la compañía con su nombre anterior CODETEL, para sus servicios de telefonía fija y Claro para sus servicios de telefonía móvil. El 20 de enero de 2011, Oscar Peña, el presidente de la compañía, anunció que las marcas de la compañía serían unificadas y se convertirían en CLARO como parte de una unificación global en América Latina, donde los servicios de América Móvil se encuentran bajo la marca Claro, quien supuestamente el 21 de marzo de 2012, Claro anunció la disponibilidad de fibra óptica para los planes residenciales de los consumidores.

Altice Dominicana es una subsidiaria de Altice NV que en octubre de 2013 adquirió  Tricom y  en noviembre del mismo año a Orange Dominicana por 1400 millones de dólares. En República Dominicana con Orange y Tricom, Altice tiene 4.8 millones de consumidores a nivel nacional en 32 provincia ofreciendo móvil, voz y data, que solo en el año 2015 las ventas locales ascendieron  a 790 millones de dólares. Altice es propietaria del grupo francés SFR (anteriormente Numericable), que abarca telecomunicaciones, televisión, diarios, revistas y publicidad.

El Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones ( INDOTEL)  dio a conocer que adoptó la Resolución número 77-17, que decide los recursos de reconsideración sobre su Resolución número 056-17, que autorizaba la solicitud de fusión por absorción de la concesionaria de servicios públicos de telecomunicaciones TRICOM, S.A. a favor de ALTICE HISPANIOLA, S. A. (ALTICE) condicionando la misma al cumplimiento de ciertas medidas correctivas establecidas por el órgano regulador, decisión con la que queda aprobada la fusión

Además al momento de autorizar su operación la compañía se comprometió a Garantizar la expansión de la cobertura de los servicios móviles con capacidad de prestaciones de banda ancha a provincias poco servidas en la República Dominicana.

El Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) ya inició acciones concretas esta semana pidiendo a las telefónicas aclaraciones y pruebas sobre las fallas en Internet y teléfono, que como ya sabemos, si las ganancias anuales superan los mil millones de dólares para cada una, entonces ¿Cuántos millones perdieron los usuarios con los apagones telefónicos y de Internet?

Respuetaprocesal.com.do, lamenta el rumbo que lleva este país en el aspecto de telecomunicación, pide a las compañías CLARO y ALTICE, Dominicana, aclarar su situación y al Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) no ceder ante la situación y sin ánimo de dañar la inversión extranjera,  que le exija indemnizar los tantos millones de pesos perdidos por los usuarios que no se compensan solo con el no cobro de algunos días de factura o exoneración de internet como estas lo han anunciado, porque fueron muchos millones de pesos perdidos que deben ser resarcidos.