Editorial: Mafia Arraigada y peligrosa dentro del CARD 

93

La palabra Mafia es un término utilizado a nivel mundial que se refiere  a la formación de una clase especial del crimen organizado, que se forma dentro de un Estado o una organización cualquiera. Las mafias más conocidas históricamente son la Mafia Roja, que se fundó en Rusia después de la disolución de la unión soviética en el año 1991. 

Otra mafia organizada fue la Cosa Nostra, que es una sociedad secreta criminal siliciana desarrollada originalmente a mediados del siglo XIX en Silicia, Italia y operaba no solo en Italia, sino en toda Europa. 

También está la mafia de Alphonse Gabriel Capone (Brooklyn Nueva York; 17 de enero de 1889 – Miami, Florida; 25 de enero de 1947), más conocido como  Al Capone o Al Scarface Capone, apodo que recibió debido a la cicatriz que tenía en su cara, provocada por un corte de navaja, fue un famoso ganster de los años 20 y 30, aunque su tarjeta de visita decía que era un vendedor de antigüedades. Capone comenzó su carrera de delincuente en Brooklyn antes de trasladarse a Chicago y convertirse en la figura del crimen más importante de la ciudad. 

Hacia finales de los años 20, Al Capone ya estaba en la lista de los “más buscados” del FBI. Su caída se produjo en los años 30, cuando fue encarcelado por el Gobierno Federal de los Estados Unidos por evasión de impuestos , siendo sentenciado por 11 años y enviado a la Prisión de Alcatraz. Murió en 1947 por neumonía en Miami Beach, Florida.

Hace varios años y de manera silenciosa se estableció en el Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), una mafia con actitudes  y actuaciones semejantes a la de la mafia roja de Rusia, compuesta por un grupo de personas dedicados casi de manera continua a cometer crímenes contra las personas, contra el patrimonio público, contra la institucionalidad y contra el sistema electoral, según documentos y denuncias documentadas y ofrecidas en este medio por las víctimas. 

Según las denuncias desde el seno del CARD, se han cometido, abuso de poder contra los particulares 184 del CPD, chantajes artículo 400 del CPD contra abogados para despojarlos del derecho a honorarios, defraudación fiscal, violación a la Ley 16-92, con la inscripción de personas como empleados que no laboran ahí, asociación de malhechores 265 y 266 del CPD, usurpación de funciones 258 del CPD,  auspiciando supuestos abogados que representaban el CARD y no eran abogados, crímenes y delitos de alta tecnología, Ley 53-07, interviniendo teléfonos, sin autorización judicial, y poniendo a propagar por las redes, esas supuestas conversaciones, con el objeto de dañar la imagen de las víctimas, violación a la Ley 3-19, en los aspectos del trato a los abogados, el manejo Irregular electoral y de los fondos asignados. También se le atribuye la retención de dinero en caja  más allá del tiempo establecido por la ley y los procedimientos contables de los fondos, reteniendo los fondos asignados a los órganos seccionales.

Otra cosas atribuida a esta mafia y que es lo más grave, es la dispersión de fondos  públicos, sin contabilidad previa y sin sistemas contables que lo puedan detectar,  con notoria negación a la publicación de las operaciones económicas del CARD, y entrega de informaciones al público que las requiere,  así como el reparto indebido de dinero para ganar adeptos a través de un supuesto plan educativo y distribución de funciones en el   CARD, organizado con el objeto de adquirir poder y pasar por desapercibidos, incluso inadvertidos, impune y con una percepción de poder desde el gobierno y sobre todos los órganos del Estado incluida la justicia.

Lo más grave de todo, es que esta mafia desacredita por las redes a quienes los denuncian y tienen un sistema de reparto y compra de conciencia que a cada momento se le dispersa, cuando no pagan el valor de  sus conciencias e intentan abandonar la mafia y cuando piensan denúnciarla, les abren casos ficticios a través de la fiscalía del CARD.

Tiene también la mafia medios informativos a su disposición y un grupo de personas que se aglutinaron hasta con procesos penales abiertos y recientemente cerrados por infracciones graves contra la sociedad, personas que han sido suspendidos  de órganos del Estado por mala conducta y otros que a lo público falsifican sellos y logos y mensajes de instituciones. 

En definitiva, se trata de una mafia peor o igual, de mala que la mafia roja de Rusia, que no tiene límites, no razona, no concilia, no echa para atrás y va rumbo al fracaso, que según algunos especialistas, invierten cuantiosas sumas de dinero ajenos para hacer lobismo en la justicia y dentro del Ministerio Público, esto último está siendo investigado y de resultar cierto, sería necesario la participación del FBI, para derrumbarla, sea a la fuerza o a la brava, o  atento a hombre como debe ser.

Otra cosa muy seria y grave,  es que algunos miembros de la mafia están ligados y denunciados a recibimiento de dinero para facilitar trámites migratorios, distribución de visa americana de los Estados Unidos y sobre eso hay documentos, denuncias depositadas de violación al artículo 405 del CPD y la Ley,  137-03, sobre trata de personas y tampoco ha pasado nada.

Llegó la hora de que el Ministerio Público de la República Dominicana, en la persona del honorable y excelso Procurador General de la República Jean Alain Rodríguez, ordene de oficio una investigación urgente, pues a esto se ha agregado denuncia por corrupción pasiva y activa de alto nivel y sin control.  

Esa mafia ahora asaltó la comisión electoral y ha cometido incluso crímenes internaciones de exclusión y parcialización electoral, por lo que llegó la hora de actuar a menos que no  se viva en una selva.

Respuestaprocesal.com.do,  lamenta la creación de una mafia de estas índoles y nivel, compuesta hasta por intelectuales y algunas personas ex presidentes de ese gremio, según los denunciantes, a los ojos del Ministerio Público y sin abatirla. Pide a los abogados de la nación al FBI y al Departamento de Estado de los Estados Unidos, abrir los ojos urgente, demandar, denunciar, querellarse, aunque por el  momento no pase nada, ya en su momento pasará, cuando llegue la hora. Solicita reaccionar, y a la Suprema Corte de Justicia, investigar si es cierto, que en esta mafia participan jueces complacientes, y de ser comprobado los expulsen y los suspendan, como debe ser ahora que hay tiempo.  

     







1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here