Editorial: Llamamiento a la violencia y guerra desde el CARD 

0
189

Luego de la derrota producida por la sentencia del Tribunal Superior Administrativo que dejó sin efecto la irregular convocatoria a elecciones realizada por el señor Miguel Surun Hernández y su grupito de inteligentes vividores y que también dejó sin efecto la Comisión Electoral y sus perversos reglamentos,  creados y firmados en un día para asaltar de nuevo el control del CARD, ahora de manera brabucona  y tiránica, tanto los seguidores del presidente destruido como el mismo tirano se han dedicado a realizar llamamientos a la violencia y un claro desafío de provocaciones y guerra.

Ellos han arengado sus tropas, están preparando y cabalgando sus caballos de guerra y desde la presidencia del Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), se ha realizado un llamado a la parte opositora y a quien ellos llaman sector del poder, que desde sus ilusas mentes enfermas,  supuestamente autorizó la suspensión de las elecciones. 

Entiéndase que esos señores hacen referencia negativa y abusiva del ilustre presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina, a quien acusan sin razón, sin derecho, sin pruebas y en un franco plan de enfrentamiento y desestabilización del Poder Judicial dominicano, de ser el autor de esa llamada que ellos refieren, solo para escandalizar la República Dominicana y el sistema judicial.

Sería importante saber ¿quién le dijo a esos señores que el ilustre presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina se inmiscuye en asuntos internos de fallo de un tribunalLo que representa una gran mentira y por demás un abuso y difamación afrentosa e inventiva sin precedente en la nación dominicana.

 El Dr. Luis Henry Molina Peña, es uno de los hombres más calificado, conocedor, serio, ordenado y organizado,  que la gestión judicial haya tenido en los últimos años, muy semejante al Dr.  Jorge Subero Isa, es decir, hombres brillantes y transparentes, por lo que constituye un acto de afrenta el intento abusivo de involucrarlo en asuntos gremiales que no son  de función judicial.

El discurso de rebelión, el llamado a guerra y violencia contra los particulares y contra la autoridad judicial más alta de la nación, realizado por el presidente del Colegio de abogados de la República Dominicana, Miguel Surun Hernández y más de 5 de sus seguidores, como se ve en los videos puestos a circular por las redes sociales, se enmarcan dentro de los artículos 209 y  211 del Código Penal Dominicano y tipifican el irremediable ¨Crimen de Rebelión¨,  la violación a los artículos 209 al 221 del Código Penal Dominicano, llevando una pena mínimo de dos (2) años de cárcel y máximo diez (10), si aún no se ha cometido la violencia anunciada, así que ya los rebeldes pueden ser perseguidos por la comisión de estos tipos penales graves.

Respuestaprocesal.com.do, llama a las autoridades aún actuales del Colegio de Abogado de la República Dominicana (CARD y sus seguidores a detener el llamamiento a violencia, injurias y difamaciones serias contra la autoridad del poder judicial  y contra los particulares. Les invita a recapacitar para evitar morir de viejos en una cárcel de la nación. Pide al ilustre Procurador General de la República Dominicana, Dr. jean Alain Rodríguez, ordenar una investigación contra los que han cometido crímenes de rebelión, antes que la lleguen a ejecutar sus anunciadas acciones ilegales y luego pierdan la guerra, mucho a poco en las calles.