Editorial: Crimen Constitucional y las Declaratorias de Urgencia

568

El Dr. Milton Ray Guevara, presidente del Tribunal Constitucional Dominicano (TC), se ha hecho famoso en la nación dominicana, por sus violaciones continuas a la ley y la constitución, nunca nadie pensó que este hombre sería tan clasista,  enemigo de los pobres y de los ciudadanos.

Son cientos las denuncias que proceden del Tribunal Constitucional Dominicano (TC) de accionante que expresan que en ese tribunal gobiernan los ricos y los políticos y los pobres están jodío, esto así, porque según los denunciantes hay cientos de acciones sin fallar desde la creación del tribunal en el 2011 y hasta la fecha, mientras otras acciones sometidas por empresas y partidos políticos, este mal ciudadano gestiona que se declare de urgencia, para de inmediato conocerla.

Los hechos cometidos por el señor Dr. Milton Ray Guevara en complicidad con algunos miembros del Tribunal Constitucional, representan una clara violación a los artículos 6, 39, 184 de la constitución, que tipificaron la igualdad y el cumplimento constitucional, así como la función de guardián de la constitución del Tribunal Constitucional.

Según los artículos 109 y 110 del Código Penal Dominicano, Dr. Milton Ray Guevara  y cualquier otro juez que se haya confabulado con el fin de impedir acceso a la justicia y concertado discriminación, para conocer acciones  de un grupo, sin fallarle a los otros a tiempo, pudieran ser condenados a 5 años de reclusión, la inhabilitación de por vida de funciones en el Estado y el destierro del país, lo cual no sería tan malo, pues según las violaciones de derechos humanos cometida por algunos miembros de ese tribunal, los califican para que sean extraditados a solicitud de los organismos internacionales, como tal vez sucederá en cualquier momento.

Respuestaprocesal.com.do lamenta la discriminación, desigualdad y patrón de conducta de violación a la constitución, cometida por Dr. Milton Ray Guevara y algunos miembros del Tribunal Constitucional, pide a la sociedad, especialmente a la clase jurídica abrir los ojos y mirar lo que está aconteciendo con ese Tribunal Constitucional, que cada vez que le someten una acción de una empresa rica o de políticos allegados la declaran de urgencia y la falla de inmediato, mientras los demás ciudadanos tienen años esperando fallo. Pide al Consejo Nacional de la Magistratura, convocar y destituir algunos jueces del Tribunal Constitucional y remitirlo de inmediato a los tribunales penales, pues ese precedente de violación es funesto y asqueroso.