Dos muertos tras violentas protestas contra el mayor proyecto minero de Perú

0
231
Perú. Dos muertos dejó el lunes un enfrentamiento entre policías y pobladores en la región de Apurímac (sureste de Perú) que rechazan la construcción de una planta de tratamiento de minerales en Las Bambas, el mayor proyecto minero del país, informó el presidente Ollanta Humala.

“Lamentablemente hay dos muertos y estamos tratando de identificarlos”, dijo a la prensa el gobernante, e informó que el ministerio de Energía y Minas busca una solución al reclamo de los pobladores. Aseguro que una comisión de alto nivel viajará a la zona de protesta, en momentos en que los pobladores exigen la presencia de autoridades.

Los enfrentamientos comenzaron en la tarde del lunes tras una reunión de pobladores que rechazan la construcción de la planta, porque consideran que contaminará el agua y sus cultivos.

El proyecto cuprífero Las Bambas se encuentra entre las provincias de Cotabamba y Grau, en la región de Apurímac, sureste del país, es la mayor inversión minera del país, de propiedad del consorcio chino MMG, que compró los activos a Glencore Xtrata en abril de 2014 por casi 6.000 millones de dolares.

Se sitúa a más de 4.000 metros de altitud. En agosto de 2010, se aprobó su construcción, y debería empezar a operar a inicios de 2016.

Henry Vásquez, dirigente de los pobladores, dijo que al menos hay 15 pobladores heridos que son atendidos. Una fuente gubernamental dijo a la AFP que las muertes se produjeron por impacto de bala. Además, hay dos policías gravemente heridos.

Cambio en las reglas

“Nosotros no estamos en contra del proyecto minero Las Bambas, hemos estado trabajando en forma pacífica con la minería, pero la construcción de una planta de tratamiento de minerales y de un almacén de residuos sin conversar con la población ha provocado la protesta”, explicó Vásquez a la AFP.

El dirigente detalló que la empresa minera alteró el estudio de impacto ambiental, porque la planta iba a ser construida en otro lugar.

Por su parte, el gobernador de Apurímac, Wilber Venegas, se mostró preocupado por la presencia en las protestas de personas que no son de la región. “De los que están heridos hay personas que no son de Apurímac”, aseguró.

Indicó que la protesta se inició pacíficamente el viernes pidiendo diálogo. “El domingo comenzó a circular una demanda del Frente de Defensa de Apurímac que rechazaba el proyecto minero, la renuncia de funcionarios de la minera y la defensa de la soberanía de la región con el lema ‘Las Bambas no va'”, manifestó.

Para la región, el canon minero de Las Bambas es muy importante para realizar una serie de obras que necesita la población, como represas, mejoras de los cultivos o carreteras, dijo el gobernador.

Conflictos sociales 

El presidente Humala, que llegó al poder en julio de 2011 con un fuerte discurso de critica a las empresas mineras, debió luego moderar su posición, en un país donde la industria de extracción de recursos naturales es una de las principales actividades productivas y clave para el crecimiento económico.

Perú es uno de los más importantes productores mundiales de cobre, plata y oro del mundo.

En los últimos meses, y en un año previo a las elecciones presidenciales, las protestas sociales se han incrementado. Según la Defensoría del Pueblo, en 2015, hasta agosto, se contabilizaron 213 conflictos sociales, de los cuales casi el 67% es de carácter socioambiental.

En mayo, violentas protestas contra el proyecto cuprífero Tía María, de la filial peruana de la mexicana Southern Copper, en la región de Arequipa (sur), dejó cuatro muertos y obligó al gobierno a declarar estado de emergencia por 60 días y enviar a las Fuerzas Armadas a colaborar con el resguardo de la ciudad.