Dominicano mata su bebé porque no dejaba de llorar

12

Nueva York. Como un “monstruo” calificó la Fiscalía de New York a un dominicano que mató a su hijo, al arrojarlo sobre el suelo porque alegadamente no paraba de llorar.

Christian Rodríguez fue acusado por Fiscalía de El Bronx, de matar a su hijo Aiden Rodríguez, de apenas  37 días de nacido.

“Me enojé y tiré a Aiden al suelo primero”, dijo Rodríguez a la policía. “Me frustré y lo tiré al suelo”.

Le dijo a la policía que golpeó la cabeza de Aiden en el borde del marco de una puerta mientras lo cargaba y trataba de mover una silla de paseo en el dormitorio.

Los fiscales alegan que él lanzó a Aiden al suelo después de que el niño no dejaba de llorar.

El verdugo calló para siempre el llanto de su bebé, pues lo tiró violentamente al suelo terminando con su corta vida de un poco más de un mes.

La Oficina del Médico Forense de la ciudad, clasificara como homicidio el deceso del infante.

“Puso fin a la  vida del bebé con un acto cruel de abuso infantil”, dijeron los fiscales.

La muerte de Aidén se produjo luego de que Christian  regresara de  una reunión familiar a la asistió con su bebé y volvió a su apartamento en el proyecto público de viviendas “Mill Brook Houses” en la calle 137  Estee, en el vecindario Mott Haven, el 18 de marzo.