Defensa del exdictador panameño Noriega solicita que cumpla condena en casa

0
95

PANAMÁ. La defensa del exdictador panameño Manuel Antonio Noriega, detenido en el país desde 2011 por crímenes políticos, le pidió a las autoridades judiciales que permitan al exdirigente cumplir su condena en casa, ya que su estado de salud es muy delicado.

“El día de ayer solicitamos (al Segundo Tribunal de Justicia de Panamá) el cambio de medida cautelar. Sino se la otorgan, el general Noriega va a morirse en la cárcel”, afirmó este jueves a Efe uno de los abogados del exdictador, Ezra Ángel.

Noriega tiene un tumor cerebral “que requiere cirugía y cuidados pre y postoperatorios que no pueden llevarse a cabo en un centro penitenciario”, indicó Ángel.

Es la tercera vez, según el abogado, que Noriega, de 82 años, pide cumplir condena en casa por temas de salud.

Los abogados también han solicitado recientemente lo que se conoce como “depósito domiciliario”, una medida similar al arresto domiciliario pero que es otorgado por el Sistema Penitenciario, dependiente del Ministerio de Gobierno, y no del Órgano Judicial, explicó Ángel.

“Tratándose de una solicitud de este tipo, y teniendo en cuenta que hablamos de que hay un inminente peligro de muerte, deberían pronunciarse (sobre la solicitud de arresto domiciliario) en un lapso bastante corto, aunque no sabemos con exactitud cuándo lo harán”, reconoció el letrado.

El exdictador ha estado ingresado varias veces en el hospital aquejado de insuficiencias respiratorias y crisis hipertensivas, entre otras afecciones.

Noriega, que gobernó de facto desde 1983 hasta que fue derrocado por una cruenta invasión estadounidense en 1989, fue extraditado a Panamá el 11 de diciembre de 2011 tras cumplir 21 años de cárcel en Estados Unidos y Francia por delitos de narcotráfico y lavado de dinero.

Desde entonces, cumple 60 años de prisión por casos que van desde asesinato hasta delitos ambientales en la cárcel El Renacer, a las afueras de la capital panameña.

En 2010 la Justicia panameña abrió una causa penal en su contra por su presunta responsabilidad en la desaparición, en 1970, y posterior muerte del dirigente izquierdista Heliodoro Portugal, cuando Noriega formaba parte de la extinta Guardia Nacional y era la mano derecha de su predecesor, el dictador Omar Torrijos.

Este proceso, sin embargo, está suspendido desde mayo de 2015 porque el Segundo Tribunal Superior de Justicia admitió a trámite un recurso de la defensa del exdictador.

Según los abogados de Noriega, el exgeneral fue extraditado de Francia a Panamá con la condición de que no pudiese ser juzgado en el país centroamericano por otros casos.