Cinco personas se lanzan de puentes para suicidarse

0
405
Santo Domingo. Luego de que una joven embarazada se lanzara al vacío el pasado 26 de agosto en el túnel de la 27 de Febrero con Máximo Gómez de la capital, otras tres mujeres y un hombre han recurrido a la misma acción para quitarse la vida, método que al parecer resulta ahora más común que la ingesta de una sustancia tóxica, el ahorcamiento o el uso de un arma de fuego.

Apenas un día después del caso de la adolescente embarazada de 17 años, Estefany María Báez, una mujer que estaba depresiva porque se le detectó un cáncer, se suicidó lanzándose del puente Hermanos Patiño, en Santiago.

Carmen María Sánchez Carela, de 45 años, falleció en el Hospital José María Cabral y Báez de esa ciudad, luego de que fuera rescatada con vida y trasladada a ese centro asistencial. Otra mujer de 60 años murió al lanzarse del puente Juan Bosch el pasado 2 de septiembre. Su cadáver fue sacado 20 minutos después de tirarse al río por dos buzos que estaban cerca del lugar.

Ese mismo día, José Vargas, de 66 años, murió ahogado al arrojarse desde el puente Jacinto B. Peynado, en Villa Mella. Según un informe de la Policía, habría tomado la decisión agobiado por las deudas.

Como si se tratara de una tendencia, el pasado viernes otra mujer de 50 años usó como vía un puente para suicidarse. Se lanzó del Francisco del Rosario Sánchez (De la 17), cerca del lugar donde se realizan trabajos de ampliación de la segunda línea del Metro de Santo Domingo.

Cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) indican que la tasa de suicidios ha aumentado cerca de 32% desde el año 2000, pasando de cinco por cada cien mil habitantes mayores de cinco años a casi siete en 2014.

Refiere que los casos han aumentado 55%, al pasar de 359 en el año 2000, a 557 en 2014. De 2003 a 2012 el aumento fue de 57% y las cifras de la ONE señalan que en el año 2012 un total de 638 dominicanos se quitaron la vida, uno más que el año anterior.

La OMS celebra el 10 de septiembre de cada año el Día Mundial para la Prevención del Suicidio para crear conciencia sobre la necesidad de tender la mano a potenciales suicidas, escuchar a quienes sufren la pérdida de un ser querido, ofrecer información sobre los recursos disponibles para la prevención y unir esfuerzos con personas y organizaciones dedicadas a esta tarea.