Bebé palestino de ocho meses muerto por inhalación de gas lacrimógeno israelí

0
175

JERUSALEN. Un bebé palestino de ocho meses murió hoy tras ser intoxicado por gas lacrimógeno lanzado por fuerzas israelíes cerca de Belén, informaron a Efe fuentes médicas palestinas en Ramala.

“Un bebé de ocho meses murió hoy a causa de una bomba de gas que dispararon las fuerzas israelíes en el pueblo de Beit Fajar, al sur de Belén”, señaló a Efe Abed Manasra, portavoz de la Media Luna Roja (equivalente a la Cruz Roja en el mundo musulmán).

“El pequeño presentaba problemas respiratorios. Nuestros equipos acudieron al lugar y le hicieron un masaje cardiorrespiratorio, pero no consiguieron salvarle la vida”, precisó.

Una portavoz del Ejército israelí señaló a Efe que “esta tarde tuvo lugar un amotinamiento en la localidad de Beit Fajar, cuando docenas de palestinos lanzaron piedras y cócteles molotov a las fuerzas israelíes, que pidieron que pararan. Al no hacerlo, utilizaron medios de dispersión de masas y, al seguir la violencia, utilizaron balas cubiertas de caucho y balas del calibre 0.22 contra los principales instigadores.

El portavoz

La portavoz no pudo precisar si las fuerzas emplearon gases para dispersar los disturbios.

Otros dos palestinos murieron hoy por fuego israelí, ambos al tratar de perpetrar apuñalamientos, uno de ellos en Jerusalén y otro cerca del cruce de Tapuaj, en el norte de Cisjordania.

Además, según Manasra, otros 320 palestinos fueron heridos de distinta consideración en diversos choques con el Ejército israelí en Cisjordania y Gaza, cerca de medio centenar de ellos por impactos de bala.

Los enfrentamientos más graves tuvieron lugar en Al Bire y Bet El (cerca de Ramala) en el puesto de control de Hawara, cerca de Nablus, y en varios puntos de la región de Hebrón.

“Además, siete personas de nuestros equipos de emergencia fueron agredidos por las fuerzas israelíes”, denunció el portavoz.

Según fuentes del Ministerio de Sanidad de Ramala, el bebé fallecido se llamaba Ramadan Mohamad Faisa Thawabta.

Sesenta y siete palestinos han muerto en la oleada de violencia y ataques en Israel y Palestina en el último mes, según esa fuente oficial.

Alrededor de la mitad de ellos fueron abatidos al perpetrar o intentar perpetrar ataques, según la versión israelí, y el resto murieron por fuego de fuerzas israelíes en disturbios registrados en los territorios palestinos y en un bombardeo en Gaza.

En este mismo periodo han muerto diez israelíes en parte de la más de una treintena de apuñalamientos palestinos consumados o frustrados.

Miles de palestinos y más de un centenar de israelíes han sido también heridos desde principios de mes.