Autoridades informan interno falleció a causa de infarto en celda del centro correccional Rafey Hombres

0
26

SANTIAGO (República Dominicana).- La Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC) informó este viernes que el interno Francisco José Vásquez, alias Dubalier, falleció a causa de un infarto mientras se encontraba en su celda en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) Rafey Hombres de esta localidad.

Vásquez tenía 24 años de edad y se encontraba recluido en dicho centro con estatus preventivo por presunta violación a los artículos 265, 266, 379, 385 y 386 del Código Penal Dominicano.

Según un comunicado de este recinto, miembros de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim), de la Policía Nacional, establecieron en la investigación del hecho que se trata de una muerte natural, lo cual además consta en la certificación de defunción emitida por el Ministerio de Salud Pública.

En torno al caso, las investigaciones establecen que alrededor de las 7:00 de la mañana de este viernes, cuando culminaba la apertura a los alojamientos para el aseo personal de los internos, un agente penitenciario de servicio en dicho centro fue llamado por internos del pabellón B-3 para que revisara a otro compañero de prisión que parecía estar sin vida en la celda D.

A raíz de este llamado, el agente se presentó a la citada celda, observando al interno acostado boca abajo en un colchón con su almohada, por lo que parecía que estaba durmiendo, pero no respondía al llamado del servidor penitenciario, por lo que se les notificó a los supervisores y al subdirector del recinto, procediendo estos a verificar el estado del privado de libertad, donde se observó que se encontraba sin vida.

Las autoridades del centro también procedieron a realizar los interrogatorios de lugar a los internos que convivían en la misma celda con el fallecido.

El médico legista certificó que el interno fallecido no presenta signos de violencia.

Las autoridades penitenciarias de este penal informaron que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) y la Dicrim se encargaron de realizar las evaluaciones correspondientes y el levantamiento del cadáver, en los que participaron el fiscal Adolfo Díaz, Julio César Salazar, científico; Martín Reyes Gómez, primer teniente oficial investigador, y el médico legista Iván Guzmán.

La DGSPC indicó que al cuerpo del interno fallecido también le fue practicada la autopsia correspondiente.