Arrestan en EE.UU. a un dominicano deportado al menos cuatro veces

0
149

REDACCIÓN. Las autoridades en Delaware arrestaron nuevamente a un dominicano que ha sido deportado de los Estados Unidos al menos cuatro veces desde el año 2000. Esta ocasión le encontraron una bolsa con dinero en efectivo, de acuerdo a un documento hecho público por el FBI.

Según publica el periódico USA Today, la policía de Wilmington sospecha que el dominicano Richard Díaz-García, de 36 años, se encontrada ilegalmente en los Estados Unidos después de ser arrestado en Newark, Delaware, el primero de febrero, de acuerdo a documentos judiciales.

Los agentes se incautaron US$5,000 que Díaz-García llevaba en un bolso negro y US$393 que cargaba en sus bolsillos, de acuerdo a documentos del FBI, según publica USA Today.

El periódico destaca que la portavoz de la Policía de Wilmington no respondió a una solicitud de hacer comentarios sobre el arresto.

El rotativo publica que el record criminal del dominicano en Delaware se remonta a 1999 cuando fue arrestado por cargos de drogas y se declaró culpable de posesión con intención de distribuir cocaína y resistencia a la autoridad. Fue deportado en 2000.

En octubre de 2000, la Policía de New Castle lo detuvo nuevamente, recuerda USA Today, y lo acusó de resistirse al arresto. Días después, su cargo de intención de distribuir cocaína en 2000 fue corregido, de acuerdo a registros de la corte. Los oficiales federales lo deportaron otra vez en diciembre de 2002.

Al menos dos veces más, entre 2004 y 2008, volvió a ocurrir la misma situación: detenido en Delaware y luego deportado, indica el periódico.

Según la publicación, los abogados de Díaz-García dijeron en 2008 que el hombre volvía a Delaware porque allí tenía su novia, quien ahora puede ser su esposa, y dos hijos.

El dominicano dijo en 2008 que temía por el bienestar de su familia y regresó después de una llamada de pánico de su esposa. USA Today destaca que registros judiciales indican que Díaz-García fue capturado tratando de entrar a los Estados Unidos como un polizón en un barco que atracó en Elizabeth, New Jersey.