Apresan a 3 hombres por homicidios, incluyendo uno que mató a su concubina

0
1099

SANTO DOMINGO.-Fueron apresados ayer tres hombres por  homicidio; uno que se encontraba prófugo por haber matado de varias puñaladas a su concubina por motivos pasionales, y otros dos que mataron por heridas de arma blanca a otro por viejas rencillas personales, en hechos ocurridos en los municipios de Baní y Mao, respectivamente.

La Policía dijo que entre los detenidos figura Juan José Valdez Báez, de 34 años, residente en la calle Principal, sin número, sector San Isidro, en Baní, provincia Peravia, por haberle dado muerte a su concubina Anselma Medina Franco, a consecuencias de heridas múltiples por arma blanca.

El móvil del hecho, según el informe preliminar de los investigadores, fue por motivos pasionales, por lo que una vez que el detenido cometió el crimen el 21 de noviembre de 2013, emprendió la huida. Valdez Báez fue capturado mediante la orden de arresto No. 013M2015.

Mientras que el segundo detenido es el joven Reldin Dionicio Báez (Ricaudi), de 19 años, residente en la calle 2da, s/n, del sector La Compuerta, en Mao, provincia Valverde, por la muerte de heridas punzocortantes en el tórax y abdomen de Kelvi Manuel Solis, de 21 años.

Además, el detenido enfrenta cargos por las heridas de arma blanca que presenta Alquerido Contreras Contreras, de 29 años, en su mano derecha.

El prevenido cometió el hecho en compañía de su amigo Carlos José Medina Reyes (El Flow), de 33 años, quien también se encuentra detenido, que había sido agredido físicamente por la víctima mortal anteriormente mencionada, según sus declaraciones. 

Dionicio Báez (Ricaudi) admitió su responsabilidad en el homicidio en cuestión, debido a viejas rencillas personales entre ellos. En cuanto al arma homicida, éste dijo que se trata de un cuchillo de mesa con la punta filosa el cual tiró por el hoyo de un retrete (inodoro), luego de cometer el crimen

Tanto Reldin Dionicio Báez (Ricaudi), como Alquerido Contreras Contreras, serán puestos a disposición de la justicia a través del Ministerio Público para que se les conozcan medidas de coerción.