Con el lema “ni una sola” PGR enfrenta violencia de género

7

La Procuraduría General de la República le ha dado un ultimátum al flagelo de la violencia de género, que durante los años 2015 y 2016 cobró 165 víctimas y este año ya lleva 80 y por ello anunció recientemente el Plan Nacional contra la Violencia de Género, conformado por 22 acciones integrales, bajo el lema “ni una sola”.

Una de esas acciones integrales fue el Primer Encuentro Internacional sobre Mejores Prácticas en la Lucha contra la Violencia de Género que se celebró ayer en el Distrito Nacional y en el que participaron jueces, fiscales, juristas y personas vinculadas al diseño y ejecución de políticas contra los feminicidios.

Esta actividad sirvió para que destacados profesionales de España, El Salvador y República Dominicana disertaran acerca de la problemática y planes de acción que permitan dar una respuesta contundente a esta realidad.

Durante el inicio del evento el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, afirmó que la prevención es el desafío más importante en la lucha que llevan a cabo contra esta problemática y destacó que en el país existe la imperiosa necesidad de actuar antes de que ocurra el hecho violento y no sólo después.

Recordó que este año han recibido unas 55,000 denuncias de casos de violencia de género, intrafamiliar y delitos sexuales, cifras que espera revertir con acciones puntuales.

“Todas estas mujeres, más allá de ser víctimas, son un instrumento del destino, un mensaje poderoso que nos compromete de manera urgente; especialmente, porque todas ellas representan un llamado de atención que mueve la intención, una invocación a la esperanza, un desafío para la justicia y un grito de libertad”, agregó.

Destacó que trabajan para que la República Dominicana se fortalezca y crezca en todos los aspectos necesarios para la convivencia social pacífica y armónica entre hombres y mujeres, bajo un esquema de equidad y respeto mutuo.

El Procurador valoró la importancia de la actividad, tras destacar que la violencia de género es un comportamiento global, regional y local, que requiere de una visión profunda y un abordaje desde todas las perspectivas internacionales, que permita comprender a fondo sus detonantes, factores motivadores, así como los mecanismos preventivos y sistemas de consecuencias de mayor efectividad.

Agregó que la solución de esta problemática no debe ser vista como un hecho aislado que sólo compete a las autoridades, sino que está en manos de todos la búsqueda de una solución.

Especificó que esta es una lucha a largo plazo y que por eso ya se están dando los primeros grandes pasos en esa dirección. “Todos estamos involucrados, todos somos parte; cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de advertir, reconocer los signos, denunciar, mover a la acción y detener la mano de todo aquel que intente levantarla en contra de una mujer”, manifestó.

El titular del Ministerio Público expresó que la violencia contra las mujeres tiene su origen en un comportamiento arraigado en creencias machistas, retrógradas y anticuadas sobre el rol de ella en la sociedad.

“Para romper con esta conducta obsoleta, tenemos que educar a nuestros hijos desde temprana edad, con una formación en valores, donde entiendan que las mujeres se respetan y protegen por encima de todo prejuicio social, como entes iguales en dignidad, capacidad y valía, dueñas de sí mismas”, dijo.

Además planteó la necesidad de que los adultos reconozcan dentro de sus ambientes familiares los patrones que transmiten a sus hijos de forma inconsciente, códigos de conducta que en un futuro incitan a la intolerancia y posesión obsesiva, que desencadenan los factores que estimulan la violencia de género.

“Todo esto con urgencia, antes de que el sentimiento, la emoción o la interceptación inadecuada impulse la acción violenta”, manifestó.

La primera ponencia estuvo a cargo de la salvadoreña Cinzia Inocenti, quien disertó sobre las cifras de la violencia de género en la región y alertó de que el problema no se trata sólo de la muerte, sino de los actos previos a los cuales son sometidas las víctimas.
“Los asesinatos de mujeres en América Latina han impulsado leyes para evitarlos, pero el número de crímenes contra ellas sigue siendo alto, además escasean las estadísticas oficiales”, señaló.

También la española María José Rodríguez de Armenta mostró los resultados de la lucha contra la violencia de género en España y destacó que es la propia mujer la que ha asumido la vanguardia en esta problemática y que prueba de ello es que el 70% de las denuncias, las han formulado ellas mismas, sin ser forzadas a través de un tercero o de la policía. También se realizaron dos paneles sobre prevención del delito y justicia penal y prácticas legislativas. l

Lanzan campaña mediática

Durante la actividad de ayer, la Procuraduría General de la República también presentó de manera oficial una campaña contra la violencia de género, denominada “ni una más” que tiene el propósito de sensibilizar a la ciudadanía sobre la urgencia de detener la violencia contra las mujeres.

La campaña, puesta en marcha en el marco del Plan Nacional contra la Violencia de Género, consiste en piezas creativas para su difusión a través de los medios escritos, televisivos, radiales y las diferentes redes sociales, con distintos contenidos orientados a ponerle fin a las diferentes modalidades de agresión contra las mujeres.

Comentarios