Origen, Nacimiento y Objeto del MORECA

130

Por: Osiris Disla Ynoa, M.A

Los constantes abusos contra la clase abogada, el desamparo realizado por el Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), dieron origen al Movimiento Para el Rescate del Colegio de Abogados (MORECA), que nació por el apresamiento de un abogado en la ciudad de Santo Domingo, en el año 2016,  sin respetarle los derechos y bajo una trama que luego le costó la posición al fiscal que realizó el apresamiento  contra el abogado.

Posteriormente en esa misma jurisdicción y en otras, apresaron más abogados y abogadas sin las debidas exigencias legales y sin tener causa probable contra ellos, es ahí cuando se despierta el sentimiento de que se trata de una epidemia horrenda de maltrato sistematizado, sin la protección del CARD y surge la visión en el Lic. Osiris Disla Ynoa,  de crear con carácter de urgencia un organismo que sirva como agente de retención en favor de los abogados, sin importar su capacidad jurídica o económica y para el caso de que lo requieran, pues aunque, ante los abusos pudieran actuar de oficio, el principio jurídico más elemental del derecho establece ¨que el interés mueve la acción¨.

En la misma fecha del nacimiento del MORECA, muchos abogados denunciaban que desde su propio gremio (CARD) se le perseguía despiadadamente, por influencia externa y sin causas probables disciplinarias contra ellos, o sea ¨su propio cuervo intentaba  sacarle los ojos¨.

Sobre ese particular, sin ánimo de entrar en el tema de que si la persecución alegada por los abogados era real o no, pero bajo la advertencia de que un grupo se sentía perseguido hasta políticamente con procesos disciplinarios masivos en el Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), había que reaccionar ante el pánico y el miedo, con un órgano dispuesto a lo que sea, contra quien sea, para poner las cosas en orden y hacer que se respete el sagrado derecho de los abogados y abogadas a vivir en paz con la carrera que eligieron y que tanto trabajo le costó realizar.

Los abogados dominicanos no pueden tener oficinas en todas las provincias, ni sucursales en las regiones, con excepción de algunas oficinas y firmas muy prestigiosas, mucho menos las seccionales del CARD se utilizan como domicilio ad-hot de los abogados que ejercen fuera de su demarcación o jurisdicción, aunque la ley le exige a los abogados hacer domicilio en cada provincia o Distrito Judicial donde realizan algunas acciones, como las Civiles, Laborales, de Tierra, entre otras. Por eso el MORECA, ha organizado  un gran conglomerado de oficinas jurídicas en casi todo el país de sus diferentes miembros, para que sirvan de soporte a los abogados y abogadas miembros del MORECA o en favor de quien requiera el servicio, pues el propósito en definitiva, es servir como Dios ilumine y ayude en esta carga tan pesada del ejercicio de la carrera de derecho.

También en la visión de nacimiento de MORECA se tomó en cuenta que internamente el Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD) no pasa por sus mejores momentos, pues se ha politizado el gremio  y esta conducido por una sola ala partidista, entrando en el grupo de instituciones nacionales que con carácter de urgencia hay que rescatar, por eso el logo de MORECA contiene una camilla, con el logo del CARD, encima y dos paramédicos del 911, llevándolo urgente al médico, que en definitiva es el  grupo de abogados y abogadas que no está de acuerdo con esa situación y lejos de sentarse a realizar criticas dañinas personales, mejor prefirió crear un gran movimiento renovador el rescatador para accionar el cambio, bajo el lema ¨para rescatar el colegio de abogados¨.

Unos de los sentimientos más deprimente del origen del MORECA, es mirar el culto humano que en los últimos años reciben algunas personas en el CARD, que a todo le ponen su fotografía y algo normal como un buen trabajo para el cual fueron elegidos, lo manejan como si se tratara de un milagro personal, lo que evidencia que tienen ¨síndrome de anti cristo¨, bien formado, que para poder sobrevivir necesitan notoriedad y alabanza personal,  y  una institución no puede circular en base a un culto personal a una persona cualquiera que cobra bien caro por la mala labor que realiza.

El Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), debe ser rescatado de manos de los dioses ajenos, para ponerlo en las manos del Dios verdadero, que amerita y requiere alabanza eterna, porque se lo ha ganado.

Este gremio de abogados no tiene un consejo de defensa para abogados, en conflicto con la ley, pero si para políticos que pudieran ser sometidos a la acción judicial como recientemente se anunció, tampoco tiene un club al servicio de los abogados y sus familia, donde estos puedan recostar su cabeza con dignidad, solo existe un monte de terrenos, cambiado por los castillos de arenas donde hoy viven los agresores, que supuestamente lo compraron y a la fecha no hay ni un preso por esa transacciones dolosas que perjudicaron los abogados al extremo y que en su momento deberán pagar por ello.

La educación vino a ser el pan nuestro de cada día, pero como una forma de beneficio personal, sin organización ni planificación, sin un consejo educativo compuesto por personas hábiles y expertas, solo se educa para justificar gastos innecesarios, donde los abogados asisten por el ¨populismo del regalado¨ y salen peor que como llegaron, porque ese capítulo educativo debe estar reservado para catedráticos que planifiquen, organicen y controlen los planes educativos y que sean impartidos por especialistas de verdad, no por pseudo-maestros cuyo único mérito, es ser amigos del régimen oprobioso, vanaglorioso y soberbio, que no soporta las disidencias y que explota ante cualquier reclamo legítimo de reivindicación gremial, claro siempre haciendo la excepción de algunos maestros de verdad, que por casualidad han impartido e imparten  docencia.

La independencia gremial es el pilar del MORECA, por esa razón se promueve la independencia, lo que en ningún modo significa que todo el mundo pensara igual. En realidad todos los abogados del MORECA son de corrientes políticas diferentes, situación que se les respeta, sin embargo se asumió el compromiso y el reto de mantener un movimiento independiente de criterio, por el bien de la sociedad abogada.

Así pues, el objeto del MORECA en esencia lo representa la limpieza ética del Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), el rescate de las manos enemigas que han politizado todo y perseguido a sus propios miembros, como los cuervos le sacan los ojos a sus dueños, planificar el castigo para todos aquellos que vendieron el inmueble propiedad del CARD, para desterrarlo a un terrenos baldíos y con pocas esperanzas de vida en los próximos 100 años por el lugar donde están ubicados. Ese castigo debe producirse sin importar el tiempo que tiene que hayan cometido el hecho punible de la venta dolosa, también mejorar la imagen, echar fuera las imágenes  idolatras de cultos a los hombre vanagloriosos, construir un club y hacer que impere el respeto a los abogados en todo el país, sin importar el costo que tenga, ni contra quien haya que enfilar los cañones legales.

Hoy el Movimiento Para el Rescate del Colegio de Abogados (MORECA), es un ideal, una pasión, un grupo de abogados y abogadas dispuestos a hacer cumplir su respeto con el lema;

¨Para Rescatar el Colegio de Abogados¨