Entre Abogados te Vea

330

Por. Osiris Disla Ynoa

¨Decía Don Quijote a Sancho: si acaso doblaras la vara de la justicia, no sea por el peso de la dádiva, sino por el de la misericordia, Cuando te sucediere juzgar algún pleito de algún tu enemigo, aparta las mientes de tu injuria y ponlas en la verdad del caso¨. (Don Quijote de la Mancha, segunda parte. Capitulo XLII).

Con estas palabras Don Quijote aconsejó a sancho en el actuar de su vida, pues era muy natural que la vida es muy pasajera, incluso da muchas vueltas y los que hoy ríen, es posible que mañana lloren y los que hoy lloran mañana sonríen, eso es un principio bíblico y una ley natural de la vida.

En el trascurrir de la vida no hay enemigos, no hay arientes, ni parientes, solo personas humanas y ya, que casi siempre cometen equivocaciones, que pasado el tiempo reclamarían con dolor no haberla cometido, pues con los giros que da la vida, con ellos se quedan las equivocaciones, los insultos, las persecuciones y es entonces cuando decimos, ¨Me equivoqué ¨, pero muchas veces resulta ser muy tarde.

Ahora bien, porque la expresión ¨Entre  abogados te vea¨, analistas y  literatos del Continente Americano la ven como una expresión de lamento, otros como un gran insulto grave, otros como una advertencia, pero la mayoría la consideran una de las peores maldiciones y fatalidades humanas, ya que después de conseguir dinero y haber trabajado en la vida, solo restaría no tener enemigos potables que puedan perturbar incluso la vejez de aquellos que no han sido sabios al manejo de su trascurrir en la vida.   

Es muy natural la expresión ¨Entre Abogados te Vea¨. Pero muchos  se perturban por una interpretación más hundida en la realidad, por lo que se expresan en el sentido de que el abogado, es poco olvidadizo, tiene mucha relaciones, conoce la Ley, tiene tiempo para exponerla y para interpretarla y cuando la interpreta incorrectamente, resulta ser más peligroso, de ahí que la expresión pasado el tiempo cada día cobra más fuerza.   

La expresión bíblica en Proverbios 15:1 establece, ¨La blanda respuesta quita la ira, pero la palabra áspera hace subir el furor¨, es precisamente eso lo que entre abogados hay que cuidar, más en una época como la actual, que es de las luces y la tecnología, pero sobre todo donde la sombra es tan pasajera, por lo que otros exclaman,  ¡Cómo quiere que el futuro sea bueno si tu presente es malo! Luego de todo se dice entre bastidores, que una de las maldiciones gitanas más conocidas es, “Que entre abogados te veas”, y solo se la dicen a quienes les desean un gran mal.

Así que, cuidémonos de los abogados, pues el más vil, el más pequeño, el más pobre, el más humillado y hasta el menos poderoso, luego resulta ser el más preocupante a la vida en sociedad y al disfrute de las riquezas acumuladas con ofensas y dolores, pero si evitamos  la acumulación de odio y rencores, quizás esa medición no nos alcancen y si nos alcanza, porque dicen por ahí, que siempre llega cuando menos la estén esperando, entonces  Dios nos libraría de ella.

En definitiva, no veamos a los abogados como enemigos, no los convirtamos en contarios, no les hagamos trampas, no lo difamemos y tendremos una vida más larga y con menos traumas jurídicos.

Santo Domingo, Osiris Disla Ynoa, M.A

1 COMENTARIO

  1. No acostumbro a publicar en muros, pero llama mi atención y a la vez expresar mis consideraciones de que es un magistral articulo que nos deja gran enseñanza estimado Licdo. Osiry Disla.

Comments are closed.