Marcha verde reclama cese impunidad y obras públicas

4

Miles de ciudadanos agrupados en el movimiento “Marcha Verde” marcharon contra la corrupción y la impunidad y por la construcción de obras como caminos vecinales, acueductos, puentes, y la presa de Monte Grande, en Barahona.

En esa ciudad la actividad partió pasadas las diez de la mañana desde la sucursal del Banco de Reservas en la avenida Casandra Damiron, recorrió barrios y culminó en la plazoleta Duarte donde fue leído el manifiesto de lucha social, con el que exigieron el cese de la inseguridad ciudadana, suministro de agua potable, construcción de calles, aceras y contenes en barrio marginados.

Además mejoramiento del suministro de energía eléctrica, de los servicios de salud en los hospitales de la región Enriquillo.

Monte Grande es un proyecto múltiple que beneficiará 700 mil tareas, de las que más de 400 mil no reciben agua de regadío ni para ganadería en las provincias beneficiarias.
Explotación minera. En Cotuí, la jornada inició a la diez de la mañana en el parque Duarte y recorrió los sectores, la gallera, Pueblo Nuevo, los cajuiles, Santa Rosa, Libertad, Los Pomos, Altos de la Batata, La Altagracia, San Martín, La Esperanza, La Yuca, La Luz y El Tamarindo.

Durante el recorrido, fue notorio un amplio despliegue de agentes policiales y la Autoridad Metropolitana del Transporte que facilitaron el desplazamiento de los manifestantes.
Al final de la jornada los organizadores leyeron un documento en el que demandaron del Gobierno y de la compañía minera Barrikc Gold la reubicación de familias que viven en condiciones infrahumanas en las inmediaciones de la mina de oro de pueblo viejo, en medio de una bomba de tiempo, por los graves daños al medio ambiente.

El manifiesto fue leído por la profesora Isabel Estévez y el locutor José Jerez, quienes afirmaron que los residentes en las comunidades de La Piñita, El Yagal, Las Lagunas, Arroyo Vuelta y Los Cacaos para poder subsistir tienen que esperar que la empresa canadiense les suministre agua en camiones, porque los ríos están contaminados por las operaciones mineras.

“Con dolor, vergüenza e impotencia tenemos que expresar ante todos ustedes, al país y al mundo, que cientos de campesinos padecen la más espantosa crueldad de vivir carentes de agua porque los ríos, los que antes eran fuente de vida, ahora están contaminados”, leyeron.

Demandaron la construcción de un acueducto múltiple para abastecer a los cuatros municipios de la provincia, que pese a tener la presa de Hatillo, es afectada por la falta de agua.

Comentarios

Print Friendly