Juez reduce condena de Dominicano sentenciado a cadena perpetua en Nueva York

7

Nueva York. Un juez de la Corte Superior de New Hampshire redujo la sentencia de cadena perpetua a 45 años, al dominicano Eduardo López Junior, quien lleva 26 años y varios meses en la cárcel, después de ser condenado por el asesinato de Robert Goyette en 1991.

López, de 43 años, fue declarado culpable de matar a Goyette cuando intentaba robar su automóvil en la ciudad de Nashua. Tenía 17 años cuando ocurrió el crimen.

La Corte Suprema de los Estados Unidos emitió un fallo en 2012 que declara inconstitucional sentenciar a los delincuentes juveniles a cadena perpetua obligatoria sin libertad condicional.

La Corte Suprema de New Hampshire falló en 2014 que López y otros condenados por asesinato como adolescentes, deberían recibir nuevas audiencias de sentencia. El juez Larry Smukler ordenó que López sea elegible para la libertad condicional en aproximadamente 18 años, cuando tenga los 62 de edad. Los fiscales pidieron que López permaneciera en prisión por otros 25 años, antes de tener derecho a presentarse ante la Junta de Libertad Condicional.

Los abogados de López habían argumentado que cualquier sentencia mínima que excediera los 35 años era una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, pero el juez no estuvo de acuerdo.

No se han producido cambios en la ley estatal con respecto a los delincuentes juveniles luego del fallo de la Corte Suprema. Los menores aún pueden ser juzgados como adultos, pero ya no serán automáticamente sentenciados a cadena perpetua sin libertad condicional por crímenes que conlleven esa sentencia.

Comentarios