Falta de Gerencia y Gestión en la Justicia Dominicana

42

La gerencia ha sido definida, como una forma de dirigir, gestionar o administrar una empresa, una entidad o cualquier institución, que puede ser también en el orden jurídico judicial. Por otro lado, la gestión, también ha sido definida como relativa a la forma de administrar o llevar a cabo algunas diligencias para que funcionen bien, es bueno aclarar, que tanto la gestión como la gerencia, implica la necesidad de un trabajo en equipo, bien coordinado y acentuado.

 

El Procurador General de la República, Dr. Jean Alain Rodríguez, en otras instituciones donde ha estado, ha recibido reconocimiento por su forma de administrar, es decir, se trata de un gerente reconocido y además abogado, y tal vez estos dotes los llevaron a la función que hoy ocupa. Pero no se puede decir lo mismo de algunos fiscales, como la fiscalía de Santo Domingo, la de Santo Domingo Oeste, la de Higuey, la de la Romana, la de la Provincia Peravia, la de Santiago, pues en estas fiscalías, cuando no cojean de una mano, cojean de un pie como dice el refrán, un ejemplo de ello es la fiscalía de Santiago, Departamento de Crímenes y Delitos Contra la Propiedad, que está ubicada en la sede de la policía y ahí hay un desorden tan grande, que el patio está lleno de hoyos y de agua, la fiscalía ubicada allí, parece una fiscalía de la época de la caverna y eso sólo se puede denominar como indiferencia o falta de gestión, y no se puede celebrar una desgracia de esa naturaleza, como tampoco se puede celebrar el mercado público en que se ha convertido la fiscalía de Santo Domingo Oeste, con un grupos de abogados en las inmediaciones, y adentro muchísimas personas esperando un simple documento que para su entrega no hay que hacer tanta filas,y ni hablar de la fiscalía de “Gapre”, pues mejor es ir a buscar justicia al mercado nuevo que ir a ese lugar.

 

En la Fiscalía de la provincia Peravia, hay muchos fiscales que son bueno y hacen su trabajo, pero en sentido general, esa fiscalía cumplió su vida útil, pues ahí, la falta de gerencia y de justicia sana, es un secreto a voces, por la influencia que tienen los ciudadanos de ese sector, sobre los fiscales que son de ahí mismo, no importa el hecho que acontezca, ahí siempre hay una salida buena para los influyentes.

 

En otras fiscalías, la burocracia es lo que impera y es más fácil ver al Presidente de la nación y al Procurador General de la República, que ver a esos servidores del Estado, que se empompan y cometen tropelía.

 

Es necesario aclarar, que el hecho de ser fiscal no significa que la persona es un buen gerente, ni le da la calidad para estar presidiendo fiscalías, que luego se convierten en un caos rotundo y por esa razón, es que el país tiene la percepción de que el ministerio público no funciona, pero hay muchas fiscalías que sí funcionan, como la de la provincia hermanas Mirabal, la de San José de Ocoa, algunas fiscalías de San Cristóbal, algunos departamentos de la fiscalía del Distrito, la procuraduría general de las Cortes de San Cristóbal y San Juan, entre otras.

 

Las quejas que provienen de la fiscalía de Higuey y de algunos departamentos de la Romana, son innumerables, pues se dice que allí sólo funcionan las fiscalías especializadas, no las ordinarias.

 

Respuetaprocesal.com.do, entiende que llegó la hora de remenear la mata de las fiscalías, y que un nuevo requisito para los concursos de oposición de titulares de fiscalía, debe ser presentar pruebas de que el participante que desea ser fiscal titular, demuestre que ha sido un buen gerente en su trayectoria administrativa y que haya administrado cualquier cosa bien, aunque sea su casa y debe ordenarse una inspectoría, para que donde quiera que exista una fiscalía que no funcione, sus titulares sean expulsado de manera vergonzosa y junto con ellos, los fiscales que no funcionan, porque la gerencia y gestión implica cuidado, pues si la persona no sabe gerenciar, su torpeza personal o cualquier secretario de fiscalía le pone el mundo de cabeza y hunde al ministerio público en una mala imagen de sus fiscales, como la que tiene ahora en algunos distritos judiciales.

Comentarios

Print Friendly