Editorial: Señores de la OEA, Terminaron las Elecciones del CARD

147

Desde la República Dominicana. Señores de la Organización de Estados Americanos (OEA), el 02 de diciembre del 2017 fueron celebradas las elecciones generales del Colegio de Abogados de la República Dominicana y logró la reelección el Dr. Miguel Surun Hernández, candidato del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que gobierna en la actualidad, pero como ustedes son un órgano que vigilan el comportamiento democrático de las naciones que están sujetas a su dominio, para evitar el totalitarismo y la comisión de crímenes internacionales, se les remiten con aprecio las siguientes observaciones.

El artículo 208 de la Constitución Dominicana proclamada el 26 de Enero del año 2010 establece que: ´´Ejercicio del sufragio. Es un derecho y un deber de ciudadanas y ciudadanos el ejercicio del sufragio para elegir a las autoridades de gobierno y para participar en referendos. El voto es personal, libre, directo y secreto. Nadie puede ser obligado o coaccionado, bajo ningún pretexto, en el ejercicio de su derecho al sufragio ni a revelar su voto. Párrafo.- No tienen derecho al sufragio los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, ni quienes hayan perdido los derechos de ciudadanía o se encuentren suspendidos en tales derechos.´´.

El mandato de la Constitución significa que nadie puede ser obligado a ejercer el voto, pero en las elecciones del Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), se ejerció presión desde las instituciones del Estado, con memorándum para que ejercieran el voto los policías, los empleados públicos e incluso bajo la advertencia de que se darían cuenta si no votaban por el candidato del gobierno.

También fueron muy notorias las agresiones verbales, denigraciones y amenazas de expulsión de los empleos a los abogados que no pertenecían a ese grupo, diciéndoles que ladraban como perros y el día que debió ejercerse el sufragio los ejecutivos municipales, algunos del gobierno, senadores, diputados y otros funcionarios desbordaron sus paciones y su presencia para presionar el voto. Además hubo un dispendio de dinero sin poder explicar su origen, dinero que se utilizó en fiestas desbordadas para invitar a los abogados, en definitiva una manifestación de poder cuan nunca se había visto en República Dominicana.

La Comisión Electoral que presidio el proceso estaba constituida en un 75% por dirigentes del partido del gobierno, no descalificados como personas, ni como abogados, pero que si pudieron marcados de parcialidad por la obediencia a su partido el PLD.

En algunos lugares las mesas se abrieron muy tarde y la comisión señalo con el dedo a los miembros de las Sub-comisiones que presidirían las Seccionales, llegando esto a las mesas con sus propias instrucciones y separando las casillas 1 y 2 para sus propios partidos, eliminando la posibilidad de que quien se inscriba primero ocupara los primeros lugares, lo que representa un acto de discriminación y abuso de poder.

Señores de la OEA, muchos abogados no aparecieron en el padrón y hasta para consultarse había que ver la cara del candidato a la reelección y del gobierno. Cuando llego el momento de ejercer el voto, la presión era tal que muchos abogados que trabajan en el gobierno temían que se dieran cuenta de que podían votar por otros y de llevar un gafete de cualquier candidato que no fuera el del gobierno, aparte de que las Redes Sociales fueron tomadas en su gran mayoría, para presionar y ofender de manera seria a los que no comulgaban con ese grupo político.

Muchos de los vehículos del Estado y las facilidades del mismo fueron utilizados para presionar la voluntad popular y lo que en su momento disintieron de esa situación, hoy son duramente criticados y corren el riesgo de ser expulsados de sus empleos o excluidos por supuesta alta traición y ya algunos testifican que fueron denigrados en sus funciones.

La República Dominicana ha sufrido un retroceso Democrático, al extremo tal que se puede vaticinar con anterioridad quienes ganaran las posiciones eleccionarias, aun cuando no sea el preferido de la sociedad, lo que evidencia que el peligro es grave y ustedes deben tomarlo en cuenta.

Respuestaprocesal.com.do independientemente a lo que ustedes como OEA puedan notar, lamenta el retroceso democrático de la República Dominicana, la coacción de la libre expresión, la violación al artículo 208 de la Constitución y el derroche de poderío y amenazas que representa el Estado Dominicano, actualmente conducido por el PLD, partido que tiene una ambición de poder tan grande que se olvida que los demás ciudadanos que no son de ese sector también son dominicanos, pide a la Procuraduría General de la República Dominicana investigar el derroche de dinero que se realizó en muchas celebraciones por seccionales, así como la participación de algunos funcionarios de la justicia fiscal, oficiales del estado civil y municipales en la política interna del gremio de los abogados. De esta manera la OEA podrá notar que se necesita más vigilancia para controlar el derroche del poder político en la República Dominicana.

Comentarios