Editorial: Falso Informe de la Comisión de Punta Catalina.

90

El poder político y económico representado en los empresarios, el poder religioso representado por Agripino Núñez Collado y el poder de prensa representado en los periodistas que forman parte de la comisión para la investigación de la planta punta catalina, se juntaron para mentir y falsear la verdad del informe.

Antes de que se rindiera el informe, muchos medios de prensas establecieron que por el hecho de que Agripino Núñez Collado sea parte de la empresa Acero Estrella, y esta a su vez ligado con Odebrecht en la construcción de la planta, el informe iba a ser mentiroso, lo que en materia jurídica se llama falso, porque contiene datos falseado y excluye datos que estaban siendo esperado.

Un ejemplo de los datos que se esperaban, era saber cuánto fondo recibió la comisión para ser gastado en nada y de donde provinieron dichos fondos, pero como se ha dicho de manera continua “el que invita paga” y esa comisión fue invitada y nadie esperaba que dijera otra cosa que lo que dijo, así que la queja debe de ser, que duraron mucho tiempo para decir lo que dijeron, porque todo el mundo sabía que eso era lo que iban a decir, aunque la investigación arrojó otra cosa.

Servio Tulio Castaño Guzmán, hermano del presidente de la Junta Central Electoral y vicepresidente de la Finjus, miembro de esa comisión, había declarado anteriormente que lo que se encontró ahí fue horrendo, que la Procuraduría General de la República tenía que intervenir y que los miembros de esa comisión no podrían decir otra cosa más que la verdad, lo que fue corroborado con la Procuraduría General de la República, al establecer en la medida de coerción de los supuestos sobornados del caso Odebrecht, que recibieron dinero por soborno y sobre evaluación de la obra planta punta catalina, lo que deja al desnudo otra verdad que no fue la que dijo Agripino Núñez Collado y su grupito de vive bien y mentirosos.

Esa comisión debió renunciar antes de rendir el informe, para no quedar tan mal, bajo el alegato de que ya la Procuraduría General había dicho lo que había que decir de la investigación, pero ahora quedaron desmoralizados todos los miembros de la comisión, sobre todo el sacerdote Agripino Núñez Collado, que conoce muy bien el mandamiento que dice no mentirá y por cuya violación puede ir camino al infierno y que además, lo pueden poner en la mira del vaticano para ser destituido por falta de honestidad.

Respuestaprocesal.com.do lamenta que esa comisión dijera todo lo contrario de lo que se infiltró de la investigación real y además entiende que dicho informe hunde a la República Dominicana en una crisis moral más profunda, pues ha quedado claro que el enemigo de la justicia no tiene limite ni rango para utilizar a las personas. Entiende que los miembros de la comisión caminarán tranquilo en el país porque tienen dinero y ya cumplieron la misión para la que fueron designados, pero no podrán dormir tranquilos con sus conciencias, teniendo conocimiento de que en algún momento cuando termine su período de majestad, serán llamados a cuenta y ha quedado demostrado que en esta República Dominicana cualquiera cae preso, aun cuando haya pasado tiempo y se crean que se olvidó lo que hicieron mal.        

  

Comentarios

Print Friendly