Blas Peralta apela; exige sea anulada sentencia e inicie nuevo juicio

11

Alegando violaciones a derechos fundamentales, Blas Peralta, condenado a 30 años de prisión por la muerte del exrector de la UASD Mateo Aquino Febrillet, pide anular la sentencia del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional y ordenar un nuevo juicio, y el pago de un millón de pesos a cada una de las víctimas y no los 32 millones impuestos.

Su abogado, Miguel Valerio, argumenta arbitrariedad, ilogicidad, ausencia, insuficiencia, contradicción y falta de motivación de la sentencia; errónea determinación de los hechos y valoración de la prueba y aplicación errónea de la norma jurídica, producto de la incorrecta calificación otorgada a los hechos.

Considera que en el caso no se dio ni el homicidio premeditado, ni homicidio involuntario, y en el caso de que los jueces no acepten la justa provocación se estaría hablando de un homicidio voluntario, por lo que sería imposible imputar asesinato.
La defensa sostiene que Peralta ha sido agraviado de manera lesiva al imponerse una pena de 30 años de reclusión inobservando reglas procesales y materiales.

Plantea la arbitrariedad en la sentencia en el sentido de que el tribunal, reconociendo la existencia de un primer incidente en el restaurante El Lago, donde Blas Peralta fue agredido por Eduard Montás, desconoce el hecho y solo toma en cuenta la alegada persecución por la ciudad.

Se pide a la Corte de Apelación, revisar las declaraciones en audiencia de los testigos a cargo, quienes de manera coherente y unitaria establecieron el incidente en el restaurante El Lago y que terminó con el triste episodio de la muerte de Febrillet, con la que podrá comprobar la inexistencia de la premeditación, además de que el incidente entre Peralta y Montás constituye una provocación.

Argumenta que no se pudo dar la premeditación que alega el tribunal en un lapso de 15 minutos, tiempo en que Peralta sale tras Montás, luego de la agresión.

Dice además que en la sentencia ni en las actas del caso fue transcrito el testimonio de Elaine Mañaná, lo que anula inmediatamente la sentencia.
Asegura que también se violó el derecho de defensa.

Comentarios

Print Friendly